¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Ford anuncia una plataforma eléctrica de bajo coste para competir contra Tesla y las marcas chinas

Jim Farley, CEO de Ford, ha revelado por sorpresa que la compañía se encuentra desarrollando una nueva plataforma eléctrica de bajo coste. El equipo encargado de su creación, que lleva dos años trabajando en el proyecto, opera al margen del resto de la estructura de la empresa, como si fuera una suerte de startup independiente.

Esta arquitectura se utilizará en varios modelos, si bien no se han dado detalles de la categoría en la que militarán. Farley asegura que la nueva plataforma permitirá a la firma del óvalo competir de tú a tú contra los coches eléctricos asequibles de Tesla y los fabricantes chinos, a los que considera los actuales líderes del sector.

No está claro si este misterioso desarrollo se corresponde con la futura plataforma GE2 (Global Electric 2), llamada a reemplazar a la GE1 del actual Mustang Mach-E. Recordemos que Almussafes (Valencia) será la factoría encargada de producir la GE2 para el mercado europeo, por lo que se trata de un proyecto de vital importancia para la industria automotriz española.

Actualmente, los coches eléctricos de Ford se asientan sobre tres arquitecturas: la B2E multienergía (segmento B), la MEB del Grupo Volkswagen (segmento C) y la antes mencionada GE1 (segmento D). Los vehículos comerciales (E-Transit/E-Tourneo Custom, E-Transit, F-150 Lightning) por su parte utilizan bases específicas.

Ford reducirá sus inversiones en movilidad eléctrica para equilibrar la balanza con la demanda actual del mercado

Ford reducirá sus inversiones en movilidad eléctrica a corto plazo

Farley ha confirmado que, con el objetivo de incrementar las ganancias derivadas de los servicios por suscripción, sus próximos coches eléctricos estarán definidos por software. Con este movimiento, el fabricante norteamericano seguirá los pasos de rivales como Renault, adaptándose a un futuro en el que la digitalización de los automóviles jugará un papel cada vez más relevante.

En un principio, la nueva plataforma no se verá afectada por la reciente decisión de Ford de reducir en 12.000 millones de dólares sus inversiones en movilidad eléctrica debido al lento crecimiento de las ventas, aunque sí podría retrasar sus futuros lanzamientos eléctricos, véase los inminentes Puma y Capri, que deberían presentarse este mismo año.

Ford estima que ha llegado a perder 36.000 dólares por cada coche eléctrico vendido, algo debido en gran medida a la guerra de precios iniciada por Tesla a principios de 2023. Esto le ha llevado a recortar la capacidad de producción de los Mustang Mach-E y F-150 Lightning.

Fuente | Motor1

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame