¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Primera imagen del CUPRA Raval, el hermano eléctrico del SEAT Ibiza

El CUPRA Raval definitivo ya está rodando por las carreteras españolas cubierto de camuflaje. Este utilitario eléctrico, que tendrá unas dimensiones similares a las del SEAT Ibiza, se lanzará al mercado a mediados del año que viene, convirtiéndose con ello en el primer integrante de la familia Small BEV del Grupo Volkswagen.

Como se puede apreciar en la foto espía que abre el artículo, su estética será muy cercana a la del prototipo UrbanRebel Concept. A pesar de que se tratará de un hatchback, la elevada altura de su carrocería (1.57 metros, producto de utilizar la plataforma MEB Entry y unas llantas de gran diámetro) le darán cierto aire a un SUV urbano.

Con 4.03 metros de largo, se situará inmediatamente por debajo del Born dentro de la gama CUPRA. Según informa el medio francés L’Argus, el hueco entre ambos quedará cubierto en 2028 con la llegada de un crossover derivado de los Skoda Epiq y Volkswagen ID.2 X, que se fabricarán en Landaben (Navarra) en lugar de en Martorell (Barcelona) como el Raval.

Disponible exclusivamente con tracción delantera, nuestro protagonista se ofrecerá con dos packs de baterías diferentes: uno de 38 kWh con celdas LFP (litio-ferrofosfato) y otro de 56 kWh con celdas NCM (níquel, cobalto, manganeso) procedentes de una nueva gigafábrica que PowerCo (la división de baterías del Grupo Volkswagen) está construyendo en Sagunto (Valencia).

CUPRA UrbanRebel Concept

El CUPRA Raval será hermano del Volkswagen ID.2

En su versión más capaz, el CUPRA Raval rondará los 440 km WLTP de autonomía. En cuanto a la carga, llegará a un pico de 11 kW en corriente alterna y de 125 kW en corriente continua (10-80% en 20 minutos). Su oferta estará coronada por una variante de altas prestaciones VZ con 226 CV (166 kW) de potencia, la cual podrá completar el 0-100 km/h en 6.9 segundos.

Este modelo, hermano del futuro Volkswagen ID.2 GTI (que también se ensamblará en la planta catalana), tendrá que enfrentarse a rivales como el Alpine A290, el Lancia Ypsilon HF y el MINI Cooper SE. Para lograr un comportamiento más deportivo, lo más seguro es que su chasis cuente con una puesta a punto específica, si bien debería mantener el esquema de suspensiones del resto de versiones (MacPherson delante y barra de torsión detrás).

Su precio de partida se situará entre los 25.000 y los 30.000 euros antes de ayudas. Aunque será algo más costoso que los Citroën ë-C3, Renault 5 y Volkswagen ID.2, seguirá resultando más económico que la mayoría de coches eléctricos del panorama; además, no debemos olvidar que CUPRA se define como una marca aspiracional a caballo entre los sectores generalista y premium.

Fuente | L’Argus

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame