¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Chevrolet quiere revivir el Camaro como un coche eléctrico divertido de conducir con un precio de 35.000 dólares

El Chevrolet Camaro nació en 1966 con un único objetivo: plantar cara al Ford Mustang, que por aquel entonces estaba cosechando un éxito comercial arrollador en Estados Unidos. Al contrario que su archienemigo, que ha estado en producción ininterrumpida desde 1964, el Chevy ha abandonado el mercado en dos ocasiones.

La primera vez fue en 2002, aunque volvió a la vida en 2009 (de nuevo en respuesta al Mustang, cuya retrofuturista quinta generación, lanzada en 2005, había devuelto el esplendor a la decadente categoría de los pony cars). En diciembre de 2023, el Camaro se despidió por segunda vez debido a sus bajas ventas, incapaz de competir contra el Ford y el veterano Dodge Challenger.

Sin embargo, General Motors ha dejado claro que este no es el final del camino para el mítico deportivo. «Si bien no hay un sucesor inmediato, este no es el final de la historia del Camaro». Tras la desaparición de los Cruze, Malibu e Impala, Chevrolet carece de un sedán en su gama norteamericana, y todo apunta a que el Camaro bien podría cubrir dicho hueco.

Mark Reuss, presidente de General Motors, ha señalado en una reciente entrevista que quiere que el modelo vuelva a sus raíces, sugiriendo que podría regresar como un atractivo vehículo eléctrico con un precio asequible. Concretamente, el directivo ha hecho hincapié en que lo ideal sería que sus tarifas fueran similares a las del Equinox EV, que parte de los 35.000 dólares.

Chevrolet Camaro

El Chevrolet Camaro podría transformarse en un sedán deportivo para ocupar el lugar del Malibu

Si bien todavía hay discusiones en el seno de la empresa respecto al tipo de carrocería que tendrá el Camaro de séptima generación, lo cierto es que Chevrolet tiene más que cubierto el nicho de los crossovers con los Equinox EV, Blazer EV y el futuro Bolt EV. Por este motivo, lo más probable es que se trate de un coupé de cuatro puertas (es decir, una berlina deportiva).

Esto permitiría diferenciarlo del Mustang Mach-E; además, le daría a Chevrolet un competidor directo contra el Tesla Model 3. En cualquier caso, a Reuss le gustaría que el vehículo se centrara en el diseño y la diversión más que en el rendimiento puro. En un principio, su desembarco no se producirá a corto plazo, puesto que el ejecutivo cree que General Motors todavía necesita aumentar su capacidad de producción de baterías para reducir costes.

Fuente | Carscoops

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame