¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Este ingeniero crea un coche eléctrico hinchable y transportable en una bolsa

Benoît Payard tenía una idea rondando por su cabeza desde hace años, diseñar un vehículo eléctrico que pudiese ser fácilmente transportable. La solución se parece a la de las tablas de pádel surf hinchables, donde se han sustituido todas las piezas metálicas por aire.

Según Payard, esta solución nos permite cubrir las necesidades del futuro. Un futuro donde se pide que contaminemos menos, pero donde al mismo tiempo se apueste por vehículos caros y pesados.

Para ofrecer una alternativa, este ingeniero francés afincado en Shanghai ha desarrollado un proyecto que ha necesitado cinco años hasta su finalización.

Un concepto que ha contado con la experiencia de su creador en sectores como la microelectrónica, energía solar, cooperación internacional para el desarrollo sostenible…todo para dar con la combinación perfecta para diseñar un vehículo eléctrico eficiente y muy ligero.

El vehículo puede desinflarse y reducir su tamaño para incluso poder ser facturado como equipaje en un avión. En total, apenas 80 kilos de peso, incluyendo la batería.

Cuenta con una autonomía de 50 kilómetros con cada carga. Una autonomía que podremos extender tanto con un pequeño panel solar que se podrá instalar de forma opcional, como también con los pedales, que nos ayudarán a cargar la batería con nuestro esfuerzo.

Su diseñador busca ahora socios industriales y fondos para lanzar la fabricación de su modelo, que espera poder realizar en el año 2025.

Los costes de producción rondan hoy los 10.000 euros, pero el ingeniero espera reducirlos a 3.000 euros con una producción en cadena.

Una propuesta ideal para dar una solución de movilidad para personas que recorran pocos kilómetros cada día y prefieran no moverse en bicicleta, o también para resorts turísticos, campos de golf…etc.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame