¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Ford asigna un nuevo modelo híbrido a la planta de Almussafes para compensar el retraso en sus planes de electrificación

A raíz del reciente cambio de estrategia de electrificación de Ford, los planes para la planta española de Almussafes (Valencia) han dado un brusco giro. La factoría ya no recibirá un coche eléctrico basado en la plataforma GE2 para 2026, sino que se le asignará una nueva arquitectura para modelos más asequibles en 2028-2029.

Tras la pérdida de los Mondeo, S-Max, Galaxy y Connect, las instalaciones sólo producen un único modelo, el Kuga, que se discontinuará en 2027. Para asegurar la carga de trabajo en el centro, Ford ha anunciado que pasará a montar un nuevo modelo híbrido ese mismo año, el cual probablemente se corresponda con el Kuga de cuarta generación.

La marca prevé producir aproximadamente 300.000 unidades al año del todocamino, lo que significa que Almussafes no sólo ensamblará las unidades destinadas al mercado europeo, sino también a otras regiones como Estados Unidos, donde el Kuga se vende bajo la denominación Escape. Al igual que su predecesor, se ofrecerá en versiones de gasolina, híbridas e híbridas enchufables.

Esto encaja con la reciente decisión de Ford de seguir vendiendo automóviles con motor de combustión interna en el viejo continente más allá de 2030, año en el que tenía previsto discontinuar su oferta de vehículos térmicos. Dado el enfriamiento en la demanda de eléctricos, la firma del óvalo azul seguramente mantenga el Kuga hasta 2035.

Planta de Ford en Almussafes (Valencia)

Ford planea fabricar 300.000 unidades al año del próximo Kuga

En paralelo, Ford ha decidido centrarse en el desarrollo de coches eléctricos de bajo coste, puesto que es lo que el mercado realmente demanda. Aunque el grueso de su oferta está compuesta por SUV, la empresa no descarta reintroducir más adelante propuestas más bajas como el Fiesta o el Focus, que desaparecerá en 2025.

A pesar de todo, la compañía seguirá dando prioridad a la rentabilidad sobre el volumen. «Estamos estudiando las oportunidades de llevar los futuros productos globales de Ford a Europa, pero el principio clave de nuestra futura gama para Europa serán productos icónicos y emocionales», señalaba recientemente Martin Sander, máximo responsable de Ford en Europa.

«No vamos a volver a una carrera por el volumen sólo para alcanzar un determinado output en la factoría o para estar en un segmento donde están otros. Hay valores que nos han hecho exitosos en los últimos años, como una sólida relación calidad-precio. No vamos a alejarnos de ello. Estos son valores fundamentales que Ford ha tenido a nivel mundial durante muchos años».

Fuente | Reuters

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame