¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Lamborghini guarda cautela con su primer superdeportivo eléctrico y aguarda a que se resuelva el futuro de los e-fuels

Lamborghini es de las pocas marcas que quedan en el panorama automovilístico actual que todavía no se ha aventurado a la aventura 100% eléctrica. Los italianos aún no han lanzado un superdeportivo completamente eléctrico, al igual que sus rivales Ferrari, McLaren o Aston Martin. Estas marcas juegan en una liga diferente, con sus propias reglas a la hora de configurar sus gamas.

Sin embargo, tarde o temprano todas ella tendrán que comercializar este tipo de vehículos si quieren seguir vendiendo coches en Europa a partir del 2035 y si quieren cumplir con los objetivos marcados de reducción de emisiones. Eso, claro, salvo que salga una exención, la cual vienen peleando con la Unión Europea en los últimos años.

Pero mientras esto va pasando y se va aclarando, la agenda de estos fabricantes de nicho está cambiando con el paso de los meses. La desaceleración de la demanda de coches eléctricos no solo está obligando a marcas generalistas y Premium, como Volkswagen Mercedes o Ford, a retrasar sus planes de electrificación.

Nuevo Lamborghini Urus SE con tecnología PHEV.

En Lamborghini, el 2028 es el año en el que debería lanzarse su primer superdeportivo eléctrico, el Lanzador. Su gran rival, Ferrari, va mejor en este aspecto y se lanzará a por ello ya el año que viene, además de abrir próximamente una nueva fábrica en Maranello para la producción de superdeportivos híbridos y eléctricos.

«Es demasiado pronto, tenemos que ver en el futuro si esto sucederá y cuándo», comenta el CEO de Lamborghini, Stephan Winkelmann, sobre la llegada de superdeportivos eléctricos al mercado. «No son algo que se esté vendiendo hasta ahora».

Y todo ello, por cierto, con las marcas chinas apretando también en este apartado. BYD, por ejemplo, se lanzó en China con el Yangwang U9, un superdeportivo eléctrico de altas prestaciones que tendrá en el gigante asiático un precio de unos 213.000 euros al cambio. No obstante, la participación de Lamborghini en China es «limitada», así que no es algo que preocupe especialmente al mandamás de la marca italiana.

Los retos eléctricos para Lamborghini y compañía

Los fabricantes como Lamborghini tienen otro reto por delante, y no tiene que ver con el rendimiento de sus futuros superdeportivos eléctricos: hablamos de aspectos más emocionales, como el sonido, algo que en vehículos como los de Sant’Agata Bolognese es especialmente valorado. Aun así, en Lamborghini aguardan un momento importante que lo puede cambiar todo.

Mientras crece la cautela en la marca acerca de los coches eléctricos, siguen abiertos al uso de los combustibles sintéticos, algo que permitiría que puedan aprovecharse del desarrollo de sus motores de gasolina de altas prestaciones. Además, puede aprovecharse del importante trabajo que está haciendo Porsche con los e-fuels, una de sus marcas hermanas en el Grupo VW.

La Unión Europea tiene que revisar todavía sus planes y confirmar si el 2035 sigue siendo la fecha efectiva para el fin de la comercialización de los vehículos de combustión. «Podría haber una oportunidad si las cosas cambian», comenta Winkelmann, marcando en el calendario el 2026.

La «misión imposible» a la que se enfrenta Lamborghini (y el resto de marcas) para desarrollar superdeportivos eléctricos

Lamborghini ya está teniendo éxito con la tecnología híbrida enchufable e híbrida con el Urus o el Revuelto. Sin embargo, mientras no llega el crossover eléctrico de dos puertas Lanzador en 2028, los italianos seguirán revisando su cadena de suministro y de producción para reducir sus emisiones de dióxido de carbono en un 40% para el año 2030.

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame