¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Nuevos detalles del Dacia Sandero eléctrico, el asequible superventas que compartirá tecnología con el Renault 5

El Dacia Sandero lleva siendo desde 2017 el turismo más vendido de Europa en el canal particular. La firma rumana es consciente de la importancia de este modelo, motivo por el que pondrá toda la carne en el asador para su próxima generación, cuyo lanzamiento tendrá lugar en 2028. La cuarta entrega del utilitario traerá consigo varias novedades de interés, incluyendo nuevas tecnologías de propulsión.

El futuro Sandero estará disponible con motorizaciones mild-hybrid, híbridas, a GLP y 100% eléctricas. Estas últimas utilizarán una plataforma derivada de la CMF-B térmica, la AmpR Small eléctrica. Dicha arquitectura también se usará en el inminente Renault 5, así como en los futuros R4 y Twingo, previstos para 2025 y 2026 respectivamente.

Aunque Dacia trasladará próximamente la producción completa del Sandero a Marruecos para dejar hueco en su planta rumana tanto a los nuevos Duster y Bigster como a la futura familia C-Neo, L’Automobile Magazine señala que el Sandero eléctrico volverá a fabricarse en Europa para poder tener acceso a las ayudas estatales en países como Francia.

Por otro lado, Dacia planea convertir a la variante Stepway en un modelo separado, lo que le permitirá competir en igualdad de condiciones en el segmento B-SUV contra propuestas como el Jeep Avenger. El Sandero y el «Stepway» compartirán todos sus órganos mecánicos y otros elementos como el salpicadero, pero su carrocería estará mucho más diferenciada.

Dacia Sandero Stepway

Dacia apostará por las baterías de sodio

«Nuestros diseñadores están intentando separar el Sandero del Sandero Stepway. Creemos que es posible diferenciarlos más», explica Xavier Martinet, director de marketing y ventas de Dacia. En un principio, el Sandero tendrá un estilo más clásico, mientras que el «Stepway» adoptará un formato crossover con una luna trasera más inclinada.

Para poder ofrecer un precio más bajo que los vehículos equivalentes de Renault, Dacia apostará por las baterías de sodio, una tecnología que si bien ofrece una menor densidad energética, cuenta con numerosas ventajas frente a las de litio: un coste más bajo, una menor huella de carbono, unas tasas de carga más elevadas y un mejor rendimiento en temperaturas extremas.

«Como muchos otros actores, también estamos estudiando la posibilidad de pasar de la tecnología de litio al sodio. Para nuestros coches urbanos, tal vez, pero probablemente no para nuestros coches de autopista, los compromisos en términos de densidad energética parecen insalvables», declaraba recientemente Maxime Bayon de Noyer, vicepresidente de Tecnologías y Proyectos Upstream de Ampere, la división de coches eléctricos y software del Grupo Renault

Fuente | L’Automobile Magazine

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame