¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Renault sustituye a Volkswagen por un fabricante chino para desarrollar su coche eléctrico de bajo coste

Hace unas semanas conocíamos la noticia de que Renault y Volkswagen habían roto su acuerdo para el desarrollo de un coche eléctrico de bajo coste. Sería, en el caso de Renault, la nueva generación del Twingo, que ahora completará de la mano de un fabricante de China.

Así lo han confirmado fuentes internas de Renault, que en declaraciones a Reuters han indicado que están trabajando con un grupo chino, lo que permitirá lograr acelerar el proceso de desarrollo, reducir costes, y tenerlo listo para su lanzamiento en 2026.

Los rumores en las redes sociales chinas, que no han sido confirmados por Renault, indican que el socio será BYD, lo que permitirá a Renault adelantar en más de un año los planes de Volkswagen para su propuesta de menos de 20.000 euros, que esta semana han indicado llegará en 2027.

Su diseño y fabricación tendrá lugar en Europa, en un modelo que tiene como objetivo ir un paso más allá que el Renault 5 en términos de asequibilidad, pues sus tarifas arrancarán por debajo de los 20.000 euros antes de ayudas.

Además, al contrario que su predecesor, que era multienergía, el nuevo será exclusivamente eléctrico, y para ello se asentará sobre la plataforma modular AmpR Small, la misma que utilizarán los R5, R4, Express, Alpine A290 y Nissan Micra.

Para contener al máximo los costes, se apostará por unas baterías con que se rumorea pueden ser LFP, o incluso debutar ya con una nueva generación de batería de sodio, más sostenibles y económicas.

Su estética se inspirará en la del añorado Twingo de primera generación, todo un icono de los años 90. De él tomará su silueta de monovolumen, así como los risueños faros redondos; eso sí, su carrocería será de cinco puertas. La distancia entre ejes será muy amplia en relación a la longitud total del coche, por lo que las ruedas se situarán en las esquinas, maximizando con ello la habitabilidad.

Queda ahora por ver si Renault logra cumplir con los objetivos, en unos cambios de planes que están perjudicando a unos grupos europeos que están tendiendo una alfombra roja a los coches eléctricos chinos de bajo coste, que entre este año y el próximo comenzarán a desplegar sus competitivas propuestas con modelos como el BYD Dolphin Mini, que ofrecerá todo lo que Renault o Volkswagen promete, pero un año antes.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame