¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

¿Los coches eléctricos tardan mucho en cargarse? En apenas 2 minutos, las nuevas estaciones de NIO te cambia la batería

Los tiempos de carga han sido uno de los principales retos a superar por los coches eléctricos. Un apartado que ha ido mejorando de forma incesante hasta llegar a unos tiempos de parada muy razonables. Pero el fabricante chino NIO los ve todavía lentos, y para ello ha lanzado la cuarta generación de sus estaciones de cambio de baterías que en apenas un par de minutos nos permitirá recuperar al 100% la autonomía.

Y es que hoy en día viajar con un coche eléctrico supone, en el mejor de los casos, enfrentarse a una espera de entre 15 y 20 minutos. Pero en algunas zonas la falta de infraestructura de carga hace que la llegada se dilate, y la parada se extienda a 20 o 30 minutos.

Para tratar de ofrecer una alternativa, NIO ha comenzado hace unos años a desplegar una serie de estaciones donde los clientes pueden cambiar su batería por una cargada en el tiempo que tarda un coche con motor de combustión en repostar. Apenas 4 o 5 minutos.

Pero esto era mucho tiempo para NIO, que continuó evolucionando su propuesta de la mano de la última tecnología.

La nueva generación de estación de intercambio de batería de NIO ofrece una experiencia totalmente autónoma, donde el cliente deja el coche y el de forma independiente se encarga de entrar en la estación, cambiar la batería y volver a salir listo para continuar con el recorrido.

Esta nueva generación añadirá elementos como paneles solares, y además será compatible con nuevas marcas que se irán sumando al listado de vehículos capaces de acceder a las mismas. Una nueva generación que además será la primera en añadir el pack semisólido de 150 kWh, que ofrece más de 1.000 km de autonomía homologada a los modelos que pueden montarla.

Cuarta generación de estaciones de NIO

Pero sin duda lo más llamativo de esta nueva generación son los tiempos para un cambio de batería. Según la nota de prensa, el tiempo de sustitución de una sola batería se redujo a aproximadamente en 3 minutos, con una cifra que la marca ha establecido en 2 minutos y 34 segundos. Cifra que podemos comparar con los 4 minutos y 40 segundos de la anterior generación.

Esto da como resultado que cada emplazamiento será capaz de mejorar la rotación de vehículos, llegando a una tasa máxima diaria de 480 cambios de batería.

Otro aspecto importante es que allí donde sea posible, la estación contará con una instalación de paneles solares de 60 metros cuadrados, con el que cada estación podrá ahorrar casi 18.000 kWh de electricidad al año.

El cerebro para lograr una velocidad de cambio elevada, y segura, será un conjunto de 4 procesadores Nvidia Origin X, y que contará además con hasta seis sensores Lidar, para controlar todo el proceso y poder acelerar la sustitución de cada pack.

Cargador de 640 kW

De forma paralela, NIO ha presentado su nueva solución de carga ultrarrápida. Un punto de 640 kW y 765 A, con un voltaje de salida máximo de 1000 V.

Un equipo que destaca por contar con una toma y cable de carga refrigerado por líquido que en total pesa apenas 2,4 kg. Un equipo que permitirá realizar cargas realmente rápidas, y que podrá ser usado por ejemplo por el próximo NIO ET9, que contará con capacidad para superar los 600 kW y que desembarcará en el mercado, incluyendo Europa, a principios de 2025.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame