¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

China no levanta el pie del acelerador y aumenta un 36% sus ventas de coches eléctricos en mayo

China está decidida a transformar su parque automovilístico por coches eléctricos, y quiere hacerlo lo antes posible. Un mercado que está acelerando en sus ventas en un momento donde occidente flojea por la falta de visión de sus fabricantes y políticos. 

Los datos preliminares muestran que el pasado mes de mayo, las ventas de coches eléctricos e híbridos enchufables llegaron a las 790.000 unidades, lo que representa un crecimiento del 36% interanual, y que les permite disfrutar de una cuota de mercado del 46.8% del total de ventas.

Esto quiere decir que el pasado mes de mayo, en China uno de cada dos coches que se han vendido es un coche 100% eléctrico o híbrido enchufable.

Una cifra que podemos comparar con las que hemos logrado en Europa el pasado mes de abril, todavía no hay datos oficiales de mayo, y donde en su conjunto, el mercado europeo ha matriculado un total de 108.552 coches eléctricos a batería, con un crecimiento del 14.8% y una cuota de mercado del 12%.

Los híbridos enchufables por su parte llegaron a las 62.148 unidades, con un crecimiento de apenas el 3.7%, ocupando un 6.8% de cuota de mercado.

Esto quiere decir que eléctricos e híbridos enchufables han logrado una cuota de mercado del 18.8% en Europa. Menos de la mitad de China, un mercado bastante más grande por volumen de ventas.

Los grupos chinos apuestan por seguir creciendo

Esto está permitiendo que las inversiones en nuevas instalaciones de producción en China se vean favorecidas por el escenario optimista que hay de cara a las ventas a corto y medio plazo.

El último ejemplo lo encontramos en NIO. El fabricante chino ha recibido el permiso para comenzar a levantar la que será su tercera fábrica. Una instalación situada en la localidad de Huainan, que tendrá como objetivo llegar a una producción anual de 600.000 unidades, y que elevará el total de producción de la marca hasta el millón de coches al año.

Esta instalación ya está en proceso de construcción, y se encargará entre otros de sacar adelante la fabricación de la nueva marca ONVO. Una denominación de precio más razonable que la propia NIO, y que tendrá a Europa como uno de sus principales objetivos.

Una ONVO que ha presentado su primer modelo. El L60. Un SUV con arquitectura de 900V, más de 700 km de autonomía y más barato que el Tesla Model Y, que llegará este año al mercado.

También importante el crecimiento de BYD, que este año espera matricular unos 3.6 millones de coches eléctricos e híbridos enchufables, creciendo más del 20%. Unas cifras que le permitirían colocarse en la séptima posición de los principales fabricantes mundiales, superando a Ford, y colocándose muy cerca de Honda.

La conclusión es que mientras que en Europa los fabricantes y los políticos han decidido pisar el freno en la implantación del coche eléctrico, con precios inflados y presiones para la reducción de los límites de emisiones, en China han soltado lastre y caminan de forma imparable a convertirse en un mercado electrificado. Tanto en ventas, como en producción e industrialización.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame