¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Citroën abandonará sus coches pequeños (C1) y grandes (C5 X) para centrarse en utilitarios y compactos

Citroën no planea regresar al segmento A (urbanos) en los próximos años; además, también abandonará el segmento D (medianos) una vez finalice la vida comercial del actual C5 X. Con este cambio de rumbo, la firma gala tratará de centrarse en las dos categorías más importantes de Europa por volumen de ventas: los segmentos B (utilitarios) y C (compactos).

Thierry Koskas, CEO de Citroën, afirma que la marca debe operar en las categorías más importantes, no en nichos. El único modelo que se saldrá de la nueva norma será el cuadriciclo Ami, que está cosechando cierto éxito comercial. Este diminuto vehículo pertenece al segmento L6e (cuadriciclos ligeros) y está limitado a 45 km/h.

El C1 no tendrá reemplazo debido a la dificultad para hacer rentable un automóvil tan pequeño, mientras que el C5 X «no está funcionando mal, pero está en un segmento que no existe. Citroën necesita estar en los segmentos B y C, ya que son el corazón de la marca«. A pesar del enorme salto existente entre los Ami y ë-C3, por el momento no hay planes para llenar dicho hueco con una propuesta intermedia.

«Si ingresas al segmento A [con un reemplazo del C1] esperas pagar menos que en el segmento B, pero los costes de producción para nosotros son los mismos». Para abaratar tanto el ë-C3 como el ë-C3 Aircross, Citroën ha recurrido a la plataforma Smart Car de Stellantis, una arquitectura multienergía low-cost que también veremos en los próximos FIAT Panda y Opel Frontera.

Citroën ë-C3

Citroën mantendrá el Ami como propuesta de acceso a la gama

Koskas también apostará por formatos de carrocería inéditos, puesto que la compañía no quiere ceñirse a los hatchbacks y SUV convencionales. «Asumiremos riesgos, necesitamos sacudir el mercado y Citroën puede hacerlo. Lo haremos en los segmentos B y C, que representan la gran mayoría del mercado europeo. Ahí es donde debemos estar».

La futura gama Citroën pasará a estar formada por un menor número de modelos. Su oferta de turismos irá del C3 (segmento B) al C5 Aircross (segmento C). «No hay un número mágico, pero cinco o seis modelos bien posicionados, realmente atractivos para los clientes… estaría contento con eso».

Si bien el objetivo de Citroën es lograr que el grueso de sus ventas en Europa se correspondan con coches eléctricos para el año 2030, seguirá ofreciendo durante un tiempo motores de combustión interna. «Como marca popular, necesitamos ofrecer movilidad asequible a todos. Tenemos claro lo que somos. Coches asequibles, coches sencillos, coches cómodos. No somos árboles de Navidad tecnológicos».

Fuente | Autocar

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame