¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

¿Puedo cargar mi coche eléctrico con paneles solares?

Cuando un propietario se compra un coche eléctrico, después de buscar una tarifa eléctrica que le permita sacar el máximo partido, también se plantea dar el paso definitivo. Instalar un sistema solar fotovoltaico para reducir incluso más su factura energética. La pregunta es cuántos paneles necesitaremos para cargar un coche eléctrico en casa.

La respuesta dependerá de varios factores. Por ejemplo, donde vivamos. Y es que no son las mismas horas de sol en Almería o Valencia, que en Galicia o Asturias. También está el factor de los kilómetros que vayamos a recorrer cada día. Por ejemplo, según el Ministerio de Transporte, cada español ha recorrido de media el pasado año 41.6 kilómetros con su coche.

Otro factor a tener en cuenta es el consumo que tendrá la propia vivienda. Además del coche, si tenemos climatización eléctrica serán dos grandes consumidores de electricidad. Algo que puede afectar a la hora de hacer los cálculos para saber el número de paneles solares que tendremos que instalar, y que tendrá irremediablemente efecto sobre el coste final.

Cuántos paneles solares necesito para cargar mi coche eléctrico

Esta pérgola fotovoltaica viene prefabricada y se instala en solo seis horas

Con una media de 41.6 km diarios, un coche eléctrico con un consumo medio de unos 16 kWh a los 100 km necesitaría unos 6.6 kWh por jornada.

Esto supone que solo el coche tendrá un consumo anual de unos 2.400 kWh. A esto hay que sumar el consumo de la vivienda, que podemos estimar entre los 9 y los 15 kWh cada día. En total, entre 6.000 y 8.000 kWh por año.

Con estos consumos, posiblemente una vivienda media necesitará entre 4.5 y 6.7 kW de potencia, que teniendo en cuenta una potencia media por placa de 550 W, significaría que tendríamos que instalar entre 8 y 12 paneles en nuestro tejado.

En cuanto al precio, este también puede variar según el instalador, la marca de las placas, el inversor, etc. Pero por ejemplo, un kit de unos 4 kW básico ronda los 2.700 euros, mientras que uno de 6 kW lo hace en torno a los 3.800 euros. A esto, como hemos dicho, habrá que sumar la mano de obra, materiales de conexión y estructura.

También podemos añadir una batería de respaldo. Una alternativa pensada para almacenar los excedentes durante el día para poder usarlos durante las noches. Principalmente pensando en el bajo precio que está teniendo la compensación de excedentes actualmente, 10 céntimos el kWh en las horas más favorables, por la enorme aportación de las renovables al mix eléctrico.

El resumen es que sí, podemos alimentar las necesidades energéticas de nuestro vehículo y nuestra vivienda, y hacerlo con un coste cada vez más económico gracias a unos paneles solares que no paran de evolucionar y de mejorar su capacidad de conversión, lo que nos permite reducir nuestra dependencia.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame