¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Chevrolet Bolt es un ejemplo de que el precio es la clave. Ya no se fabrica, pero es de los modelos que más vende de GM

A finales del pasado año, General Motor decidió que era hora de dar carpetazo final a su primer coche eléctrico, de la era moderna. El Chevrolet Bolt. Un compacto que no llegó a cuajar en el mercado americano por su diseño y segmento, y en el europeo por su precio. Pero ahora, la sorpresa es que durante el primer semestre, y a pesar de que ya no se fabrica, el Bolt ha superado en ventas al Chevrolet Blazer, uno de sus sustitutos.

Según los datos que ha proporcionado el fabricante norteamericano, GM entregó 8.414 unidades del Bolt EV y su variante tipo crossover Bolt EUV en los seis primeros meses del año. Por su parte, el Blazer se quedó en 7.234 entregas.

No dejan de ser cifras anecdóticas, ya que el Bolt está entregando unidades en stock, y el Blazer ha recibido una bajada de precio el pasado mes de marzo, lo que ha acelerado sus entregas, superando al Bolt en el segundo trimestre. Por lo que lo normal es que en lo que resta de año la situación vuelva a la normalidad.

Pero lo importante es que este ejemplo nos muestra que el precio es una de las principales claves para los clientes. Tanto que un coche que no se está fabricando desde hace más de seis meses ha superado a un modelo de nueva producción en plena fase de lanzamiento y publicidad.

Sin duda los 19.540 dólares que cuesta el Bolt más económico son un argumento muy potente. Precio antes de las ayudas públicas tanto del gobierno central, 7.500 dólares, como las que ofrecen los estados, lo que supone que en el mejor de los casos, un interesado puede llevarse a casa una unidad por apenas 8.000 dólares. Todo un caramelo.

Un Bolt que se renovó en 2021, y que contaba con unas características destacables, con un motor de 150 kW (204 CV) que se alimenta de una batería de 65 kWh útiles, que le permiten lograr una autonomía de 416 kilómetros con cada carga bajo el ciclo EPA. Eso si, el Bolt se ha visto lastrado por un sistema de carga rápida que se ha quedado anclado en los 55 kW, con el que podrá recuperar 160 km de autonomía en 30 minutos. Sin duda uno de sus puntos más débiles.

Por el otro lado encontramos un Blazer que es un SUV de mayor tamaño, 4.87 metros de largo, que cuenta con una versión con batería de 85 kWh y 521 km EPA, y que tiene un precio de 48.800 dólares.

Un nuevo ejemplo de que los clientes valoran muchos factores a la hora de seleccionar su coche, pero el económico sigue siendo clave. Un aspecto que no ha sido muy cuidado por los fabricantes occidentales, lo que ha dado como resultado unas ventas mediocres, salvo alguna excepción, y que el inesperado éxito del difunto Bolt vuelve a poner sobre la mesa.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame