Toyota Rav 4 EV, ¿las razones de su fracaso?
toyota rav4 electrico

Toyota Rav 4 EV, ¿las razones de su fracaso?


toyota rav4 electrico

Advertisement Advertisement

Esta semana el fabricante Toyota anunciaba una oferta casi desesperada para la versión eléctrica del popular todocamino Rav4, un modelo con una producción super limitada de 2.500 unidades y que sólo puede adquirirse en California.

A pesar de ser el Rav4 un modelo popular en aquel mercado, Toyota está teniendo grandes problemas para colocar estas unidades, lo que le ha obligado a tirar el precio y dejarlo después de ayudas por debajo de los 30.000 dólares, y además ha puesto en marcha un sistema de leasing que permite acceder a una unidad por apenas 299 dólares, unos 226 euros al cambio.

 

rav4-roadsky-620

¿Y que es lo que recibimos por esas cantidades muy cercanas a por ejemplo el Chevorlet Volt? pues nada más y nada menos que un mini Tesla, un modelo diseñado entre Toyota y los californianos que cuenta con una batería de 41.8 kWh y una autonomía según el ciclo EPA de 192 kilómetros con cada carga.

Está claro que no es el Model X, ni siquiera el futuro coche asequible de Tesla, y además ha sufrido algunos problemas de los que os hemos hablado hace unas semanas, a lo que podemos añadir que la red Toyota no se ha tomado muy en serio su comercialización y apenas ha realizado publicidad y ha relegado la versión eléctrica a zonas marginales de los expositores.

Pero a pesar de todo es difícil encontrar explicación a por qué el Toyota Rav4 EV ha sido un fracaso tan importante y tal vez sea una acumulación de errores por parte del fabricante nipón que ha subestimado a los compradores pensando que venderían fácilmente sin esforzarse, pero en todo lo que llevamos de año apenas han logrado entregar 517 unidades en parte gracias a que las ofertas han animado un poco el tema, por que si no Toyota necesitará varios años para deshacerse de todo su stock.

 


puntos de carga

Compártelo:

3 comentarios en “Toyota Rav 4 EV, ¿las razones de su fracaso?”

  1. ¿Motivos de su fracaso?, un coche que se vende solo en un estado (modelos exclusivos, más problemas a la hora de posibles reparaciones o búsqueda de piezas), con una autonomía de risa (ya puede declarar 190km la EPA que un bicho así de grande y pesado tendrá una autonomía real pobre), que ofrecerá menos que su versión de combustión (especialmente espacio interior) y sobretodo a precio similar… la gente no mira por la ecología ni las ventajas asociadas, miran por su bolsillo y un producto que no destaca.

    Que bueno es saber más que el equipo de ingenieros que debe tener esta marca, obviamente es ironía, tan simple como que no les interesa vender, no más que el resto de sus modelos, todos de combustión claro.

    Responder
  2. Toyota no quiere vender eléctricos, así de simple.

    Cree que exprimir el fenómeno Prius es para siempre, pero las mejoras en consumo no van al ritmo al que sube la gasolina, es una cuestión de tiempo que hasta un híbrido sea insostenible.

    Saludos

    Responder

Deja un comentario