Barcelona habilitará zona de carga y descarga para vehículos eléctricos
nissan-e-nv-200-front

Barcelona habilitará zona de carga y descarga para vehículos eléctricos

nissan-e-nv-200-front

Uno de los segmentos que mayor partido pueden sacar a los motores eléctricos son los servicios de reparto. Un sector donde el gasto en carburante, solo es comparable a los costes de mantenimiento de los vehículos. A esto podemos sumar las emisiones contaminantes.

El ayuntamiento de Barcelona se ha propuesto facilitar la transición. Para ello, habilitará una serie de espacio de carga y descarga, que podrán ser usados en exclusiva por vehículos eléctricos de reparto.

 

nissan-e-nv-200

El anuncio se ha producido durante la presentación de la Nissan e-NV200. La nueva furgoneta eléctrica de Nissan, que además estará fabricada en la propia capital catalana, y que comenzará su distribución este próximo mes de junio.

Uno de los principales objetivos es Mercabarna. Un espacio donde más de 700 empresas y 25.000 profesionales del sector de la alimentación pasan cada día a realizar su actividad. En este lugar, Nissan instalará varios puntos de recarga lenta, y también una estación de recarga rápida.

Los beneficios son claros. Sobre todo para el reparto de corta distancia. Para el cual las actuales autonomías, sumadas a la disponibilidad de una mínima infraestructura de recarga, hacen que los eléctricos sean una opción lógica.

 

nissan-e-nv-200

No hay más que hacer una sencilla cuenta. Por ejemplo, una furgoneta media, con un consumo moderado de unos 8 litros a los 100 kilómetros, que recorra unos 40.000 kilómetros al año. Esta cuesta sólo en combustible 4.300 euros al año, o 360 euros al mes. A esto sumamos los costes de mantenimiento y reparaciones, que cuando los kilómetros empiezan a pesar suele suponer una visita al mes al taller, y los costes de aparcamiento en zonas azules, que serán gratuitos para los eléctricos.

El resultado es que el propietario de una furgoneta de pequeño tamaño, nos da que el propietario se gastará como mínimo 500 euros al mes en gastos fijos de la furgoneta, por los apenas 120 euros al mes que le puede costar la furgoneta eléctrica. Eso contando con que deba pagar la recarga, ya que si aprovecha la infraestructura pública, podrá rebajar esa factura.

Vía | Nissan

 

Deja un comentario