La normativa sobre emisiones en Europa 2020 beneficia a los eléctricos

La normativa sobre emisiones en Europa 2020 beneficia a los eléctricos


846-itok=GVneQPcP

Advertisement Advertisement

La Unión Europea ha marcado unos exigentes objetivos de reducción de emisiones a los fabricantes de coches que trabajan en nuestro mercado.

Una exigente normativa que impone un máximo de 95 gramos de CO2 por kilómetro para 2020. A pesar de que el texto final cuenta con algunas concesiones fruto de la presión de los grandes fabricantes alemanes, se trata de la normativa más exigente que hay en el mundo.

 

co2-manufacturers

En la práctica se pondrá en marcha un sistema de castigo a los que contaminen por encima de esa cifra, y al mismo tiempo un premio a los que cuenten con modelos más respetuosos. Algo similar a los créditos de emisiones que llevan años funcionando en California con gran éxito.

Como decimos hay castigos a los menos cumplidores. Por ejemplo los que no logren alcanzar la cifra marcada por Bruselas, tendrán que pagar una sanción de 5 euros por el primer gramo y coche, y 15 euros por el segundo. Esto significa que un fabricante que ponga en la calle un millón de unidades, tendrá que afrontar una sanción mínima de unos 190 millones de euros.

Por otro lado un fabricante que ponga en la calle un modelo con una tasa de emisiones de 50 gramos o menos, recibirá los Supercréditos. Estos tendrán un carácter temporal y decreciente, con una valor de dos coches para 2020, 1.67 coches para 2021, y 1.33 coches para 2022, todo con un límite máximo para el uso de Supercréditos de 7.5 g/km combinado.

Noruega y FIAT

oslo

Dos son los protagonistas actuales de esta normativa. Por un lado un país, Noruega, que a falta de casi cinco años para la puesta en marcha de este programa, ya lo está cumpliendo a día de hoy gracias a la fuerte implantación del coche eléctrico en sus carreteras.

Como recordamos, 2015 ha comenzado con intensidad en el país nórdico, con una cuota de mercado entre eléctricos e híbridos enchufables del 21.1% en enero, un 19.9% en febrero, y un astronómico 26.5% en marzo. Una última cifra que permite bajar las cifras de emisiones medias hasta los 93 gramos por kilómetro.

 

fiat_500e_torino

Por otro lado está el fabricante italiano FIAT. Como decíamos, el sistema de reparto de emisiones cuenta con alguna «peculiaridad». Esta se debe a que finalmente Alemania ha logrado que su aplicación sea algo más flexible, y que se tenga en cuenta el peso de los coches para aplicar la tasa que cada fabricante debe cumplir.

Esto significa que Mercedes, Audi o BMW, no tendrán que cumplir con las mismas cifras que Citroën, Toyota o FIAT. Precisamente esta última es quién más difícil tendrá cumplir la normativa, a pesar de contar con la gama más eficiente de todas.

Los grandes fabricantes están incorporando unidades híbridas enchufables en casi todos sus segmentos para poder cumplir con la normativa. Preparan también un despliegue en el sector de los eléctricos puros. Pero de momento de FIAT no hay noticias.

Y faltan cuatro años y ocho meses para la entrada en vigor de esta normativa. Poco tiempo para un fabricante que se ha empeñado en negar la transición, y que ahora podría verse en graves problemas si no logra reducir de forma importante sus cifras de emisiones.

La conclusión es que además de un elemento comercial o publicitario, el coche eléctrico y los híbridos enchufables son el camino más corto para lograr cumplir con esta exigente normativa que servirá para empujar a esta tecnología un paso más allá.

Relacionada | Las ventas de coches eléctricos en Noruega alcanzan el 26% del mercado en marzo

Fuente | ec.europa.eu


puntos de carga

Compártelo:

17 comentarios en “La normativa sobre emisiones en Europa 2020 beneficia a los eléctricos”

  1. Tarde.
    Mal.
    Detrás de EEUU y copiando sus métodos, que primero han sido criticados.
    Sigue el CO2 como principal protagonista.
    Se ha cedido ante los alemanes.
    Seguro que ya están diseñadas las trampas para saltarse la normativa y que salgan beneficiados los alemanes.
    No se ha renovado todavía el ciclo de homologación de consumos, principal culpable del exceso de contaminación y base de engaño a los consumidores.
    etc.

    En fin, pasito a pasito por donde marcan los fabricantes. Luego vendrán subvenciones para el cambio de coche, (más dinero para fabricantes), perpetuación de térmicos etc.

    Con una sola norma se arreglaba el problema: Las ventas nuevas: solo eléctricos.

    Ya espabilarían, y el problema lo tendrían los fabricantes y no los que sufrimos la contaminación.

    Responder
    • no es solo tarde y mal, sino que efectivamente, lo que tienen que hacer no es reducir las emisiones de los coches un 20% sino un 100%. Al menos en lo que viene a ser el ciclo urbano, para que los coches en la ciudad no tiren humos. Lo mismo para los autobuses, todos 100% eléctricos. y lo mismo para las calefacciones

      Responder
  2. De acuerdo con casi todo lo que ha dicho @1. Gran parte del problema es el ciclo NEDC actual. Si lo hicieran realista todas las marcas pasarían de inmediato a estar muy lejos de los requisitos actuales. A día de hoy, con el horizonte del cambio del NEDC y esta normativa, no creo que muchos valientes se lancen a desarrollar un nuevo reloj de cuco. Lo más sencillo y directo, y que requiere menos I+D, es hibridar lo existente poniendo la batería necesaria para pasar el ciclo que corresponda con los gramos de CO2 que sean necesarios. Y enchufables, por supuesto.

    Eso es bueno para nosotros. Más baterías para el mercado, más volumen de fabricación, baterías más baratas.

    Responder
  3. +1 @1, +1 yidawei.
    Voluntad para hacerlo posible no tienen los grandes, pues por normativa.
    Pena tener que esperar tanto, tiempo en el que se acaban retorciendo los proyectos de ley.

    Responder
  4. No hacía falta bajar la tasa de emisiones permitida. Solo hay que sustituir el ciclo NEDC por otro que mida los parámetros de consumo y C02 reales.
    Si me apuras, ni siquiera habría que sustituir el NEDC. Tan solo tomar un coche del concesionario sin reglajes especiales ni trucos y meterlo a dar vueltas en un circuito homologado (nada de rodillos).
    Si hay voluntad se puede. Lo que ocurre es que los lobbies manejan mucha pasta para comprar voluntades…

    Responder
  5. Todo esto lo va arreglar el cambio climatico y las enfermedades que produce la contamimacion de todo tipo y especial el automovil. Lo malo es que estamos ya en un camino sin retorno.

    Responder
  6. Europa es la que en los 90 los coches fueran (sin plomo), pero de repente unos cuantos volsillos llenos de dinero aleman i ahora nustras ciudades tienen mas plomo que 15 años atras, probocando la muerte y emfermedades a millones de personas. En serio Europa es una cueva de ladrones asquerosa sin ellos mejor, es como el govierno de spanistan pero a lo bestia.

    Responder
    • Yo no sé de dónde sacáis la información. En Europa ya no hay ni pizca de plomo en el ambiente. Lógico, ¿de dónde va a salir si ya no está en los combustibles?.

      Revisad informes, son públicos. La contaminación en Europa sigue siendo alta según los estándares de la OMS…. pero ha bajado respecto a los niveles que había, por ejemplo, en los años 90.

      Responder
  7. No es para tanto por ejemplo a día de hoy 2015 un Auris hibrid touring con 136cv ya homologa 85 gramos de Co2. La tecnologia ya esta de sobra…..Ellos con 5-6 años mas tarde que Toyota tendran que si o si hibridar sus modelos tanto hibridos simples como enchufables….el melodrama no es para tanto tendran que quitarse la mierda Tdi que tanta pasta les da y meter motores de gasolina-electrico y por supuesto dejarse de motores de 200cv que no sirven para nada. Aunque si ya se habla de acuerdos especificos para las tres grandes marcas en alemania apaga y vamonos esto más bien parece un circo donde alemania manda y ordena.

    Responder
    • No es para tanto…
      Tu diles que sus relojes de cuco que tenían pensado vender durante 25 años solo los pueden vender durante 5 y que apechuguen y los amorticen ya y verás que su respuesta no es precisamente amable cómo esperabas.

      Responder
      • El consumidor es soberano. si nadie compra coches térmicos, y la gente compra los híbridos, o los eléctricos, pues los fabricantes harán coches híbridos y eléctricos.

        El CEO de Fiat lo tiene claro: «haremos coches híbridos, cuando los clientes paguen coches híbridos».

        Ahora los híbridos siguen siendo una cuota muy baja de las ventas… y a los fabricantes, que bastante apurados van ya con márgenes cada vez más pequeños y competencia cada vez más feroz, no invertirán, si los consumidores no estamos dispuestos a comprar sus híbridos.

        Dicho de otro modo: Los ciudadanos EXIGIMOS a los fabricantes coches «limpios»…. pero NO ESTAMOS DISPUESTOS A PAGAR coches «limpios».

        Pues eso no funciona así. Si obtendremos, lo que paguemos.

        Los que mandan en el sector del automóvil, no son los fabricantes. Ni los alemanes, ni nadie.
        Los que mandan en el sector del automóvil…. somos 500 millones de europeos que cada día decidimos qué se fabrica, mediante nuestras decisiones de compra.

        Responder

Deja un comentario