¿Será el Nissan IDS un anticipo del Nissan LEAF de segunda generación?

¿Será el IDS un anticipo del Nissan LEAF de segunda generación?


Nissan-IDS-Concept-10

Esta pasada semana la fuerza ha sufrido una gran perturbación por culpa de dos presentaciones. La primera ha sido la de un prototipo, el Nissan IDS. Un atractivo concepto que además de mostrarnos las líneas por donde irán los diseños futuros del fabricante japonés, también nos ha podido mostrar como podría ser el nuevo Nissan LEAF.

La otra gran novedad ha sido el primer vistazo que un grupo de periodistas han podido hacer a la batería de nueva generación. Un pack de 60 kWh que promete grandes prestaciones, pero que también ofrece grandes retos a nivel de diseño del propio coche.

Nuevo diseño

670x300x60-kWh-battery-closeup-2-Picture-courtesy-

Uno de los aspecto más criticados del actual LEAF es su diseño. Un aspecto con el que Nissan ha tenido que trabajar en tres mercados con unos gustos totalmente diferentes en cuanto a coches: Japón, Europa y Estados Unidos. Un diseño que te gusta o que lo odias, que en la próxima generación podría recibir un cambio por un planteamiento menos llamativo.

Uno de los restos será dar acogida a la nueva batería. Este pack supone multiplicar por dos la capacidad de la nueva versión del LEAF. a pesar del incremento de densidad de las nuevas celdas, el pack de 60 ocupará más que el actual pack de 30 kWh. Esto obligará a un rediseño de la plataforma del LEAF para no comprometer aspectos como el reparto de pesos o la aerodinámica.

Una pista nos la da el propio IDS, que cuenta con unas medidas idénticas el LEAF, 4,47 metros de largo, pero con una distancia entre ejes algo más amplia. Veremos si es suficiente para dar acogida a los 60 kWh.

Recarga

670x300x2ndgen-LEAF-Picture-courtesy-Bertel-Schmit

Con una batería de 60 kWh, Nissan ha indicado en la presentación que el nuevo LEAF podrá acceder a recargas de hasta 100 kW. Esto significa que el propietario de un LEAF de segunda generación podrá recargar sus 60 kWh casi en el mismo tiempo que el propietario de la primera con 24 kWh.

Según la imagen que ha filtrado Nissan, a 100 kW un LEAF podrá recuperar energía suficiente para recorrer 100 kilómetros en menos de 10 minutos conectado. Un LEAF de primera generación necesita casi 30 minutos para lograr la misma cifra de autonomía. Una diferencia notable que permitirá desplazamientos largos si la infraestructura acompaña.

Una de las grandes preguntas es la recarga inalámbrica. Desde hace años Nissan está probando esta tecnología que permitirá recargar sin cables. No está exenta de retos el desarrollo, ya que al igual que en los sistemas pos cable, los formatos también pueden jugar un papel muy importante en la velocidad de expansión. Si hay guerra, tardará más en extenderse y será más caro, lo que supondría que no estaría lista para la segunda generación.

Conducción autónoma

Nissan-IDS-Concept-3

La conducción autónoma será uno de los caballos de batalla de la próxima generación. Tesla ha abierto la lata, y el resto no tienen más remedio que acelerar sus proyectos y ofrecer la tecnología lo antes posible.

Hace unos días el propio Carlos Ghosn, presidente del grupo Renault-Nissan, ya nos mostraba la hoja de ruta donde se mostraba que el sistema de conducción autónoma comenzará a llegar ya a finales del 2016. Serán pequeños detalles que facilitarán la conducción en autovía y aumentarán la seguridad. No será hasta 2018 cuando lleguen funcionalidades más avanzadas que permitirán llevar la experiencia hasta un nuevo nivel.

Y es que para poder disfrutar de ellas, Nissan tendrá que instalarlas en nuevos modelos, algo que nos lleva al última apartado, la fecha de llegada del LEAF de segunda generación.

Fecha de llegada

Nissan-IDS-Concept-8

Si el sistema de conducción autónoma no estará disponible hasta 2018, tal como se había rumoreado la nueva versión del LEAF es más que probable que lo haga coincidiendo, e incluso estrenando, esta tecnología.

Una de las claves será la competencia. No hay mejor aliciente para un fabricante que una competencia que se adelante y ponga en el mercado productos competitivos. Esto traducido quiere decir que la propuesta de Nissan dependerá de por donde vayan los tiros desde Tesla, con su Model III, pero también de la propuesta de los alemanes, que para entonces habrán cogido velocidad de crucero y estarán apurando a sus técnicos para lograr reducir (de verdad) las emisiones de sus gamas.

Si Tesla logra lanzar su Model III antes de acabar 2017, es más que probable que Nissan apure unos plazos que ahora mismo estarían marcados para el primer trimestre del 2018, justo antes del final del año fiscal japonés que es cuando suele poner a la venta Nissan sus eléctricos.

Con esto en la mano es más que posible que veamos la nueva generación del Nissan LEAF antes de acabar el 2017, por lo que estaríamos apenas a 24 meses de su llegada comercial.

Compártelo:

3 comentarios en «¿Será el IDS un anticipo del Nissan LEAF de segunda generación?»

  1. Personalmente no creo que la versión final sea tan puntiaguda en la trasera o en el la parte baja del frontal. Pero por lo demás no veo un diseño muy separado de la versión final, se arreglan las «esquinas», unos espejos normales, unos faros traseros más tradicionales y casi listo.

    Sobre la conducción autónoma no sabría que decir, pero igual para justificar un alto precio deribado de la batería de 60 kWh incorporan lo último que tengan en tecnología.

    Saludos.

    Responder
  2. Pues yo espero que no sea la versión final ni se parezca a ella. A mi me gusta más el prototipo que alguna vez ha salido en esta página y que se parece mucho al Pulsar. Creo que Nissan ya puede lanzar un modelo eléctrico con un diseño de vehículo normal. El diseño del leaf actual me parece feo y es uno de los motivos por los que no me lo compraría. Este es mi punto de vista nada mas… Si le meten 250km reales y un precio de 20.000€ después de ayudas puede ser un bombazo!

    Responder

Deja un comentario