Geely comprará Lotus. Objetivo resucitar a los británicos mediante una gama de coches eléctricos

Geely comprará Lotus. Objetivo resucitar a los británicos mediante una gama de coches eléctricos


Advertisement Advertisement

Lotus, el mítico fabricante británico fundado en 1952 por el no menos mítico Colin Chapman, seguirá los pasos de otras marchas europeas que después de muchos bandazos, terminan en manos chinas. Ha sido el caso de Volvo, cuyo propietario Geely ahora se prepara para hacerse con el 51% de la propia Lotus.

De esta forma se recuperará una marca que forma parte de la historia del automovilismo, pero que arrastraba unas cifras de ventas cada vez peores. Algo que suponía una espada de Damocles sobre un futuro que ahora parece aclarase gracias a la inversión china.

De momento no hay muchos detalles de la operación, pero según los medios británicos detrás de esto está la nueva dirección de Geely en Europa, donde han puesto su punto de mira en el sector de los coches eléctricos e híbridos. No olvidemos el reciente anuncio de Volvo de que a partir de 2019 todos sus nuevos modelos llevarán un motor eléctrico en su interior.

También recordamos la fuerte inversión realizada por Geely en el operador de taxis de Londres, que ha incluido el desarrollo de un modelo híbrido enchufable y la puesta en marcha de una fábrica en Reino Unido. Apuestas que muestran una clara orientación en la electrificación.

Ahora el objetivo será una Lotus que cuenta con interesantes valores. Por un lado en el ADN de los británicos está la reducción de pesos. Una máxima que el propio fundador de la marca tenía como principal argumento a la hora de desarrollar modelos deportivos o de competición. Un aspecto que ahora sigue de plena actualidad más de 50 años después gracias a las aplicaciones en sectores como el coche eléctrico, donde cuánto más ligero, menos consumo y más autonomía.

Por otro lado Lotus también acumula experiencia en el desarrollo de coches eléctricos gracias a su colaboración con Tesla. Suministró la base tecnológica desarrollada en su momento para el Lotus Elise, a partir de la cual los ingenieros de Tesla diseñaron un nuevo chasis. Un primer modelo que además se montó en la fábrica de Lotus en Hethel, Inglaterra, con el chasis y los componentes suministrados por Tesla.

Según el Director Ejecutivo de Lotus, Jean Marc Gales «Los coches eléctricos podrían ser una oportunidad fantástica.  En dos o tres años, los automóviles a batería serán mucho más eficientes de lo que son actualmente porque la tecnología sigue adelante. Podría ser algo realmente interesante ser los primeros en hacer un coche eléctrico que no pese dos toneladas«.

Relacionadas

Vía | Autonews

 


puntos de carga
Compártelo:

13 comentarios en “Geely comprará Lotus. Objetivo resucitar a los británicos mediante una gama de coches eléctricos”

  1. Me muero por ver esto. Me hubiea gustado que hubiera sido comprada por Tesla. En defensa de Geely decir que lo han hecho muy bien con Volvo.

    Responder
  2. Continúa la tendencia de comprar marcas de térmicos para fabricar eléctricos.

    Dentro de poco va a ser masivo.

    La estrategia China de ir comprando fábricas en Europa, ya se sabe a lo que conduce.

    Mientras tanto los europeos, obligados a asociarse con chinos para fabricar en China, en donde OBLIGADOS, por la normativa, producen eléctricos.

    ¡Que bien lo estamos haciendo!.

    Si el gobierno que impone es China, se protesta de boquilla, pero al final se TRAGA

    Si es Europa quien impone, se mueven los hilos que a Alemania le interesa y se pospone la normativa.

    Responder
    • La corrupción de todos los gobiernos es total pero en cada país tiene sus agendas particulares.
      En Europa toca destrucción de la sociedad en forma de crisis continua e iinvasión de musulmanes violadores (75% hombres).
      Los chinos parece querer ser una potencia.

      Responder
      • Mark, ahorrate esa clase de comentarios, si hay algo peor que un fanático de Tesla (o de cualquier otra marca 🙂 es un xenófobo declarado.

        Responder
        • bueno, muchas cosas son peor que ser fan de una marca… por ejemplo, ser fan de los gaseadores y entrar en un foro de coches electricos a defenderlos…

          Responder
        • Xenofobia o racismo es el odio hacia otras razas.
          Musulmán no es una raza, es un creyente del islám que bien pudiera ser rubio de ojos azules.

          La palabra concreta sería «islamofobia». Cuidado con ir lanzando acusaciones por ahí sin saber realmente lo que significa, hablemos con propiedad.

          Soy el primero que va a defender a ciegas el no generalizar, pero la afición a lo políticamente correcto nos está llevando a encabezonarnos en negar la realidad, por ejemplo el gran fanatismo que encontramos actualmente dentro del islam (el islam NO es una enfermedad, pero sí que está enfermo, por fanáticos en sus filas, muchísimo más que cualquier otra religión) y el hecho de que la cultura retrógrada y sexista de esa gente (si, retrógrada y sexista, es así te guste o no) choque con la nuestra y pese a eso no estemos haciendo nada al respecto y condenemos públicamente de racismo a cualquiera que lo mencione.

          La sociedad sueca ha sido la mayor víctima por la acogida incontrolada de refugiados, gente que necesita ayuda y no hay que negársela, pero hacer las cosas sin control y sin castigo a los delincuentes ha llevado a esa sociedad a ver un aumento estremecedor en las violaciones en su sociedad; más de un 1000% (no se me ha colado ningún cero) en los últimos años si se comparan con datos de 1975, una sociedad entovnes mucho más «anticuada».

          http://www.alertadigital.com/2017/04/09/suecia-capital-de-violaciones-en-occidente/

          Se que no es el tema que suele tratarse en este foro, pero entiende que si sale pueda dar mi opinión.

          Un saludo.

          Responder
      • Lo que realmente es preocupante es que la misma empresa, con los mismos trabajadores, vease el caso de Volvo, no fuese rentable ni como Volvo, ni como parte de Ford y sin embargo sí lo sea dentro de Geely.

        Creo que lo que falla es la egolatría y chovinismo de mucha de la patronal occidental, con visiones cortoplacistas de llenarse los bolsillos a costa de la explotación no solo de sus trabajadores sino que también de su propia clientela.

        Responder

Deja un comentario