Las baterías para coches eléctricos mejorarán su prestaciones y bajarán de precio. Pero ¿cuánto y cuándo?

Casi siempre que hablamos con alguien de coches eléctricos, suele aparecer la cuestión de la evolución de sus baterías. Es el elemento que más tiene que evolucionar, y el que más influencia tendrá en aspectos clave como el precio y la autonomía. Es por eso que todos queremos saber el cuánto, y el cuándo.

La respuesta nos llega de la mano del director ejecutivo de XALT Energy. Un especialista en baterías que entre otras cosas destaca por ser suministrador de la Fórmula E. Según Subhash Dhar, es evidente que la tecnología evolucionará, sobre todo en los próximos cinco años, cuando vivirán un fuerte desarrollo.

Según el Sr Dhar, para 2022 espera que el precio del kWh en módulo se sitúe por debajo de los 125/kWh. Y además de bajar su precio, las baterías mejorarán su densidad energética hasta llegar a unas cifras en torno a los 400 Wh/kg para esa fecha.

Esto en la práctica según el directivo, permitirá crear baterías de más capacidad y más ligeras que las actuales. Algo que supondrá que un vehículo dotado de una batería de 50 kWh, podrá recorrer una distancia estimada de unos 640 kilómetros a una velocidad constante de 88 km/h. Y todo sin comprometer el vehículo con un pack de elevado peso y capacidad. Algo que ayudará a reducir el precio y el consumo.

Incluso añade que con elementos de confort, como el climatizador, la autonomía podría bajar un 15%. Algo que se podría compensar elevando la capacidad de la batería hasta los 57 kWh.

Sobre una de las grandes promesas del sector, el electrolito sólido, el Sr Dhar no es muy optimista, y estima que las primeras unidades usadas en coches eléctricos no llegarán hasta 2028. Algo que supondría una década por delante. Una estimación que choca con otras como las lanzadas por los gigantes coreanos, Samsung y LG, que esperan comenzar la venta en vehículos para 2025, o más recientemente Dyson, que amenaza con adelantar los plazos a 2020.

Además Subhash Dhar ha dejado otras predicciones:

  • El mayor problema del coche eléctrico en el futuro no serán las baterías, sino la insuficiente infraestructura de recarga
  • Después de 2025, todos los nuevos coches en Europa occidental y China estarán electrificados
  • El litio-metal sustituirá al grafito como el material del ánodo en 2022, mientras que en 2030 será el titanatio de litio
  • El litio-aire ofrecerá más de 1.000 Wh/L y 500 Wh/Kg en 2030
  • La producción de baterías de litio se incrementará por 4 para 2025, y la mitad irán destinadas a vehículos

Vía | WA

 

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame