Roma se plantea prohibir la circulación de coches diésel en el centro a partir de 2024

Roma se plantea prohibir la circulación de coches diésel en el centro a partir de 2024


Advertisement Advertisement

Virginia Raggi, alcaldesa de la ciudad de Roma, acaba de anunciar una medida que ha levantado la polémica en Italia: a partir del año 2024, los vehículos diésel no podrán circular por el centro de la capital del país. Una medida que por otro lado tampoco pilla a nadie por sorpresa, pues casi todas las grandes ciudades europeas están siguiendo los mismos pasos.

Este anuncio tuvo lugar mientras la alcaldesa se encontraba en un congreso en México acerca del cambio climático, del cual tuvo que volver antes de tiempo por culpa de la inesperada nevada que cayó sobre su ciudad, que colapsó por completo la capital italiana, poco acostumbrada a este tipo de fenómenos climáticos por encontrarse al nivel del mar.

Roma es actualmente una de las ciudades europeas con un mayor ratio de coches por habitante, algo que se deja notar no sólo en el complicado tráfico de la ciudad (conocido y temido mundialmente), sino también en los altos niveles de contaminación atmosférica.

Con esto, Roma se une a ciudades como Madrid o París, las cuales irán limitando la entrada de coches diésel de forma paulatina a partir de 2020, con el objetivo de que ningún coche diésel pueda circular por ellas para antes de que termine la década siguiente (en Francia son muy ambiciosos, y quieren que para 2020 ningún coche diésel pueda circular por París).

Además de los problemas de salud relacionados con las emisiones de partículas diésel, otro factor que ha sido tenido en cuenta para tomar esta decisión es el rico patrimonio cultural de Roma: se calcula que unos 3.600 monumentos históricos podrían encontrarse en riesgo de sufrir un deterioro irreversible por culpa de la contaminación (este fenómeno se puede contemplar en ciudades como Nueva York, donde un obelisco egipcio de varios miles de años situado en Central Park se deterioró más en 100 años en suelo estadounidense que en varios siglos en Egipto).

Como complemento a todas estas medidas, el ayuntamiento plantará en la ciudad un total de 90.000 nuevos árboles.

Fuente | The Guardian


puntos de carga

Compártelo:

20 comentarios en “Roma se plantea prohibir la circulación de coches diésel en el centro a partir de 2024”

  1. No sé si habrá cambiado pero estuve hace unos cuanto años ya y el tráfico era caótico. Me daba la impresión que las señales más que obligatorias eran orientativas…
    Vamos, que como no se pongan serios a multar nadie va a hacer ni caso.
    Estos sí que son latinos

    Responder
    • No has entendido el concepto, allí las señales son decorativas.
      ¿Conoces Napoles? Porque Roma comparada con Nápoles, es una maravilla 😀

      Responder
  2. El que tenga un diésel en unos años tendrá un cacharro obsoleto que le servirá para viajar y poco más.

    El que a partir de ahora compre un diésel estará tirando el dinero.

    Hablando siempre de particulares.

    El diésel está muerto.
    A la gasolina le queda poco.
    Y a los cumplenormativas ( hibridos, enchufables, gas , etc ) idem a los gasolina.

    Responder
    • Es que es lo que se pretende. No se entiende que alguien que sea vago nos esté contaminando el aire a los demás, que use el transporte público

      Responder
    • Restricciones al diesel para el 2024-2030
      Restricciones a los gasolina para el 2029-2040
      Restricciones a los híbridos para el 2035-2050

      «Hoy no!!, mañana!!» ( José Mota)

      Responder
  3. Aunque la idea es buenisima, creo que es mas un movimiento de propaganda política, las eleciones del 4 de marzo aprietan y su partido se juega mucho.
    De todas formas chapeau! Por la iniciativa

    Responder
  4. Yo estuve hace tres años, en agosto y tuve la suerte de que le sucede lo mismo que a Madrid, que se vacía de romanos y solo quedamos los turistas. Así que aunque fuimos en coche, el tráfico era muy fluído e incluso puedo decir que no escaseaba el aparcamiento. Eso sí, especialmente para las motos, los semáforos están de adorno. Y muchos no llevaban ni casco. Sorprende mucho cuando llegas de un país que se dice a sí mismo atrasado respecto a Europa.

    Responder
  5. Sigan comprando diesel, sigan, que han dicho en la televisión que es una decisión de lo más inteligente.

    Es tan inteligente que hasta piensan en ti. Claro, piensan en ti pero sólo para encasquetarte el mochuelo tuerto, largarte el muerto, levantarte la tostá, darte gato por liebre, engañarte como a un chino, o la expresión que prefieran.

    Hay que vivir de la actual industria automovilística contaminante para no comprender que este es un movimiento imparable.

    Me cuesta hasta trabajo reconocerlo pero creo que por primera vez los políticos, aclaro políticos municipales para los más despistados, que probablemente sean los que están más en contacto con el pueblo, han escuchado las demandas de sus ciudadanos que, a su vez, cada día están más preocupados por el aire que inhalan sus pulmones.

    Dentro de 5 años muchos se van a preguntar como era posible que se permitiera el actual tráfico rodado. No exagero. Va a pasar como con la ley anti-tabaco. Salvo yonkis de la nicotina nivel premium, hasta los fumadores corrientes reconocen que volver a respirar inmensas cantidades de humo en bares y restaurantes sería una enorme estupidez.

    Responder
  6. Espero repetir ese mismo viaje en EV en no más de dos años:
    Zaragoza – Marsella – Génova – Cinqueterre – Florencia – Siena – Roma – Verona – Bolonia – Venecia – Lago di Como – Milán – Marsella – Zaragoza. Dos semanas de viaje muy muy recomendable.
    En EV tiene que ser una gozada. 🙂

    Responder
  7. Quizás sea una de las primeras ciudades del mundo en las que haya que cortar el tráfico térmico radicalmente, sobre todo por la cantidad de monumentos y de historia que existe en todos los rincones de la ciudad y que la contaminación diésel/gasolina hace las deteriore y degrade aceleradamente.

    Responder
  8. Si prohiben las ventas hoy. Mañana no tendrán que prohibir la circulación.

    Politica consumista y de obsolescencia programada…. Y os la meten doblada diciendo que es por ecológia.

    Responder

Deja un comentario