Tesla podría beneficiarse de las políticas comerciales de Donald Trump | forococheselectricos

Tesla podría beneficiarse de las políticas comerciales de Donald Trump

Muchos recordaréis cuando el actual presidente de los Estados Unidos llegó al poder, convocó un consejo de asesores formado por los más reconocidos directivos ejecutivos de las empresas americanas. Entre ellos estaban destacadas figuras como Tim Cook, presidente de Apple, y también Elon Musk, máximo responsable en Tesla. Un consejo que terminó con la salida del propio Musk después de que el presidente protagonizase algunas polémicas.

Pero ahora parece que las posiciones se han vuelto a acercar a raíz de la propuesta de Trump de renegociar los acuerdos comerciales con el resto de mercados, incluyendo a China.

La cuestión es que en estos momentos si una marca americana, o europea, quiere vender coches en aquel mercado, tendrá dos opciones. Una es fabricar en su país y enviar los vehículos a China, pagando un 25% de aranceles de entrada. La otra es asociarse con un fabricante local al 50%, y compartir la propiedad de la marca en ese mercado.

El propio Musk ha indicado en Twitter que este acuerdo es totalmente injusto, ya que si un fabricante chino quiere vender en Estados Unidos, sólo debe pagar un 2.5% de aranceles, y luego puede tener una fábrica propia sin necesidad de asociarse con nadie.

Detrás de estas reivindicaciones de Tesla está su intención de establecer una fábrica en China. El principal mercado del automóvil de mundo, y que se ha convertido también con mucha diferencia en el primero en número de ventas de coches eléctricos. Un pastel muy interesante que se ve minimizado precisamente por los duros requisitos para operar allí.

Tesla lleva tiempo intentando abrir una fábrica en la zona de Shanghái. Incluso se ha rumoreado que el gobierno crearía zonas económica especiales para favorecer la instalación de fábricas dedicadas a la producción de coches eléctricos. Todo con el objetivo de mejorar la oferta e incrementar las ventas de este tipo de vehículos. Medidas que no han llegado de momento a ponerse en marcha.

El principal problema es que lo que propone Trump podría beneficiar a Tesla por un lado, pero perjudicarle por el otro. Y es que el presidente está convocando los tambores de guerra comercial también con Europa. Incluso ya hay las primeras consecuencias como los aranceles al acero y el aluminio. Un aluminio del que depende Tesla para fabricar sus coches.

Pero el siguiente paso podría ser un incremento de los aranceles a la entrada de coches europeos, que posiblemente será respondida por la misma medida desde Europa. Algo que supondría un encarecimiento de las tasas que deben pagar los coches de Tesla en nuestro mercado y que ahora está establecido en un 10%.

13 comentarios en “Tesla podría beneficiarse de las políticas comerciales de Donald Trump”

    • Que manía de no respetar lo que vota la gente, de pensar que la mayoría está ciega y manipulada mientras nosotros tenemos la razón.

      Responder
  1. Le beneficia con China, pero le puede perjudicar enormemente con Europa. Si Europa iguala esos aranceles, el precio de Tesla en Europa, que de por si es caro se volvería prohibitivo

    Responder
  2. Trump viene diciendo desde hace muchos meses que no es justo que se vendan tantos coches extranjeros (sobretodo europeos) en USA cuando ellos no pueden venderlos en Europa.

    Para variar, es totalmente falso. El problema es que los coches USA, en general, carecen de los acabados y fiabilidad de los europeos y también de los japoneses-coreanos (a estos últimos podemos considerar como los de mejor calidad-precio en general). Por eso mucha gente en Europa no los quiere y en la propia USA prefieren europeos o japoneses-coreanos.

    La prueba está en que en la clasificación de Consumer Reports (tal vez el grupo independiente más grande de evaluación de productos para los consumidores) sólo Tesla está entre las 10 primeras marcas de satisfacción de los clientes americanos estando el resto de marcas americanas por los suelos.

    Partiendo de que lo que se exporta de las fábricas americanas sólo Tesla está demostrando un alto nivel de calidad/costo, si a Trump se le ocurre poner fuertes aranceles a los coches importados esto puede ser un enorme palo para Tesla y de manera injusta.

    Con arenceles del 20-30% a los coches importados, China, Europa y Japón reaccionarían de la misma manera.

    Marcas como Mercedes, BMW y demás sufrirían por la pérdida de ventas en uno de los principales mercados mundiales, pero Tesla también tendría mucho que perder en el resto del mundo.

    Ford tiene fábricas repartidas por Europa por lo que no le afectaría las subidas de aranceles. GM ya ha abandonado Europa y se concentra en el propio mercado americano con pequeñas excepciones. Sólo a Tesla le afectaría esto de manera brutal porque sólo produce en USA.

    Creo que a Trump le preocupa poco Tesla y que en sus prioridades están primero Ford y GM que Tesla, junto con petroleras, nucleares y térmicas y minas de carbón. Me parece un hombre que va 20 años, como poco, desfasado.

    Responder
    • Marca china con empresarios chinos que paguen impuestos en China y las correspondientes comisiones al Partido y demás.

      La frase esa de «me engañaron como a un chino» no funciona ya.

      Empresas al 50% donde el socio extranjero aporta gran parte del capital y todo su conocimiento tecnológico y el socio chino aporta una parte menor del capital y sus «contactos».

      Depués de la industrialización de China, llevan como 40 años en ello, su próximo objetivo en igualar o superar el nivel tecnológico de Occidente en los próximos 30-40 años. Paciencia no les falta.

      Responder
  3. Al final, realmente quien se carga un pais o sistema no son los de afuera. SON LOS DE DENTRO. Pensad en ello. Investigad. Contrastad informaciones de manera independiente. Y podreis juzgar justamente el resultado.

    Responder
    • Todos los grandes imperios se han muerto desde dentro y USA no va a ser una excepción.

      Primero viene la creación, luego el explendor, luego la complacencia, después los salvaimperios y finalmente la decadencia.

      Después de muchos años pensando que la supremacía de USA era algo que les venía dado, Trump es sólo el primer salvaimperios.

      Responder

Deja un comentario