Nissan paraliza la venta de su división de baterías a la empresa china GSR Capital

Nissan paraliza la venta de su división de baterías a la empresa china GSR Capital


Nissan ha cancelado la operación de venta de su división de baterías (AESC) por valor de 1.000 millones de dólares a la empresa de origen chino GSR Capital. De acuerdo con la marca japonesa, la compañía de inversión china carecía de los fondos necesarios para realizar la compra. El acuerdo no se pudo cerrar antes de la fecha límite 29 de junio, por lo que esta venta anunciada hace ya un año ha quedado suspendida.

Advertisement Advertisement

La producción de baterías es un activo muy atractivo para las empresas chinas, pues el gobierno del país asiático está apostando con fuerza por la movilidad eléctrica mediante restricciones cada vez más duras (el año que viene se aprobará un sistema de cuotas que supondrá obligar a los fabricantes a que el 10% de sus ventas se corresponda con coches eléctricos), lo que ha servicio para convertir a China en el mayor mercado de coches eléctricos del mundo.

En agosto de 2017, Nissan hizo público su plan para vender AESC y sus plantas de producción de baterías en Estados Unidos, Reino Unido y Japón a GSR. Desde entonces, el acuerdo se ha enfrentado a numerosos retrasos. Nissan extendió el plazo de la transacción tres veces desde su fecha de cierre original (diciembre de 2017).

Un portavoz de Nissan afirma que la compañía japonesa todavía tiene la intención de vender su filial, pero se negó a confirmar si GSR aún podría ser un posible comprador. GSR por su parte no ha querido hacer ningún comentario a los medios relativo a esta fallida operación.

Anteriormente, Panasonic se encontraba entre las compañías que habían estado negociando con Nissan la venta de su unidad de baterías. Junto con LG Chem, Samsung SDI (ambas de Corea del Sur) y CATL (de China), la compañía japonesa es uno de los más importantes productores de celdas de baterías para coches eléctricos (las baterías de los vehículos Tesla utilizan celdas de origen Panasonic, sin ir más lejos).

GSR Capital ya había invertido con anterioridad en vehículos eléctricos. La compañía china está enfocada principalmente a la inversión en empresas extranjeras especializadas en tecnología industrial, incluyendo negocios tan dispares como las baterías para coches eléctricos o empresas farmacéuticas.

En los últimos tiempos, GSR ha intensificado sus operaciones en Europa, pues en marzo llegó a un acuerdo para invertir 500 millones de dólares en el fabricante sueco NEVS (la antigua SAAB, ahora despojada de su nombre por su ex división aeronáutica SAAB Aeroplan y de su logo por el fabricante de camiones Scania) para producir baterías para coches eléctricos en el país.

Fuente | Reuters


puntos de carga

Compártelo:

4 comentarios en “Nissan paraliza la venta de su división de baterías a la empresa china GSR Capital”

  1. Curiosa noticia.

    GSR iba a invertir 1.000 millones en Nissan y aparte 500 millones en NEVS (veremos si sigue su inversión)

    De todas maneras deja vía librea otras empresas, claro que Panasonic no se si le interesa tener mas fabricas en Japón y en Estados Unidos pero si en Reino Unido (a ver que pasa con el brexit).

    Para Nissan una mala noticia porque tendrá que seguir manteniendo hasta que se adquiera y recortar los beneficios en la adquisición o puede que la empresa nipona se haya dado cuenta que a lo mejor tenerla y tener una colaboración con LG puede abaratarle el coste de las baterías…. sin todos los datos hay simple especulación

    Responder
  2. Sony debería aprovechar para comprar AESC -se habló hace tiempo del interés de Sony por entrar en las baterías para coches eléctricos, que por cierto de hecho incluso fueron pioneros a principios de este siglo suministrando baterías precisamente a Nissan…

    Así podrían combinar baterías con sus avances en sensores de imagen con vistas al coche autónomo…

    Responder
  3. Las baterías AESC, ya no las quieren ni los chinos… jejeje.
    Pa mondarse.
    Una buena patada en el bajo vientre a quien esperaba el Leaf 64 con buenas baterías.
    Porque el colmo sería que Nissan, fabricante de baterías, instalase en sus modelos LG.
    Mal año pal estreñío del Hiroto Saikawa.

    Responder
  4. Nissan debería resguardar su conocimiento y desarrollo en baterías para si. El futuro no solo de Nissan, Renault y Mitsubishi dependen del control que el grupo ejerza sobre las baterías y su producción, que necesitara mas adelante mientras el consumo de EV se generalice. Es mejor ser cabeza de ratón que cola de Leon.

    Responder

Deja un comentario