Toyota, Mitsubishi, Honda y Fiat van a vender el mismo coche en China bajo sus propias marcas

En un futuro próximo, las cuatro marcas Toyota, Mitsubishi, Honda y el grupo FCA comenzarán a vender un crossover en el mercado chino impulsado con energías alternativas para introducirse en el duro nicho de ventas de este tipo de vehículos que se está impulsando desde el gobierno del país.

El dato curioso es que los cuatro modelos que venderán estas empresas son el mismo coche. Este automóvil en realidad pertenece a (y está diseñado por) la empresa Guangzhou Automobile Group, más conocida como GAC, una de las empresas chinas líderes en el país. Este modelo de SUV, comercializado bajo la marca Trumpchi, ya se vende en el país bajo distintos modelos según el combustible que utilice: así la versión a gas se denomina GS4, la híbrida enchufable GS4 PHEV y la versión totalmente eléctrica es el GE3.

Este automóvil, diseñado ya en sus inicios para ser un vehículo híbrido enchufable o completamente eléctrico, va a servir como base a las cuatro empresas antes mencionadas para introducirse en el mercado chino como marca. Esta decisión tan llamativa se debe a la dura legislación establecida por el gobierno chino de obligar a las empresas a que a partir del año 2019, un 10% de la producción en el país tiene que ser de vehículos que funcionen con energías más limpias, cuota que se endurece en el año 2020, que pasa a ser de un 12%.

La normativa, unido a que los fabricantes quieren tener un modelo ya disponible para coger cuota de mercado en el país asiático sin esperar a desarrollar un modelo propio, ha hecho que estas cuatro empresas estén dispuestas a comercializar su propia versión del modelo de GAC mientras diseñan sus propios vehículos de cara a los próximos años. Eso sí, cada marca comercializará este SUV con un tren de potencia distinto.

Toyota venderá el GS4 bajo una versión completamente eléctrica. Mitsubishi, por su parte, comercializará este modelo bajo versiones 100% eléctricas e híbridas enchufables. Mientras tanto, Honda, que ya planea establecer una fábrica en suelo chino en colaboración con GAC, y el grupo FCA están planeando vender versiones híbridas convencionales con motores de gasolina. Los cuatro modelos llevarán en su parte frontal el logo de Trumpchi, y solo se diferenciarán en la parte trasera, donde portarán el distintivo relativo a cada marca.

Aunque pueda parecer una decisión controvertida, la imposición por parte del gobierno de un mínimo de producción de vehículos que funcionen con energías limpias es un paso firme para reducir los altos niveles de polución que llevan años causando miles de muertes en el país asíatico. Además, esto hace que marcas extranjeras tengan que colaborar con empresas locales, lo que refuerza la competitividad de la industria del país. Quizás no sería mala idea aplicar una medida similar en territorio europeo para que los fabricantes se conciencien de la importancia de cambiar la forma en la que nos desplazamos.

Vía | Jalopnik

Compártelo: