Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Daimler decidirá a finales de año si Smart se convierte en una marca 100% eléctrica, o desaparece | forococheselectricos

Daimler decidirá a finales de año si Smart se convierte en una marca 100% eléctrica, o desaparece


La paciencia de Daimler con una de sus marcas, Smart, parece estar llegando a su final. Después de unos años de constantes pérdidas, la nueva dirección del grupo alemán podría tomar decisiones drásticas ya este mismo año.

Y es que la marcha de la marca de los urbanos más conocidos del mercado no está siendo muy buena. Incluso con la inclusión en la oferta del nuevo ForFour, que cuenta con tecnología Renault en su interior, Smart ha visto como en 2018 sus venta volvían a caer un 4.6%, entregando apenas 128.802 unidades. Una marca que ha visto como sus ventas en Europa, su principal mercado, han caído casi un 50% entre los últimos 10 años.

A la vista de la situación Daimler está valorando dos escenarios. O la desaparición de la marca, o su transformación en un fabricante al 100% de coches eléctricos. Una decisión que parecería la más lógica a la vista de la dinámica del mercado, que cada vez demanda más vehículos eléctricos. Una alternativa que por otro lado se enfrenta a problemas como la tendencia del consumidor hacía los SUV, incluso en segmentos pequeños, así como el enorme coste que supondría la transformación de la marca en eléctrica.

Un coste que parece complicado afrontar después de unos años donde la marca ha supuesto pérdidas a Daimler de entre 500 y 700 millones de euros al año.

A esto añadir el elevado coste de los vehículos, que hace complicado su competitividad en un mercado cada vez más apretado. La respuesta la han dado algunos medios que indican que Daimler podría trasladar la producción de Smart eléctrico a China en colaboración con el fabricante local BAIC. Una empresa en la que la propia Daimler tiene un 4% de participación, lo que facilitaría el acuerdo.

Una decisión que será tomada antes de finalizar este mismo año, y que supondrá un cambio radical para Smart. O logra convertirse en una marca 100% eléctrica, o se enfrenta a su desaparición después de casi 20 años en el mercado.

Relacionadas |¿Lanzará Mini un modelo más pequeño y 100% eléctrico en colaboración con Smart?

Vía | Autonews

Compártelo:

12 comentarios en “Daimler decidirá a finales de año si Smart se convierte en una marca 100% eléctrica, o desaparece”

  1. 01/03/2019 en 16:34
    Pedonen que repita este comentario, pero sigue siendo actual.
    Hola,
    hace años, hable con un técnico de Mercedes que acabó de llegar de un congreso de directiva de Mercedes.
    Lo que más se comentaba era, cómo deshacerse del Smart( Mercedes tenía entonces un tercio de acciones de petroleo de Arabia Saudita).
    Solo fabricaron el Smart para espantar a la gente y pagaron soborno a las revistas automovilísticas para que pongan una pésima recensión ( algo parecido paso con el VW Lupo y el Audi A1).
    A Mercedes le salió el tiro por la culata porque la gente se dió cuenta, lo genial que era el Smart.
    Era tán genial, porque el invento era del fundador de los relojes SWATCH Nicolás G. Hayek (yá falleció).
    Mecedes, sacando pecho lo produjo para SWATCH. Querían salir del contrato pero Swatch no cedió.
    Entonces sacaron el Smart “For 4” para derrotar la marca y sacarse la pulga del pellejo.
    Al no funcionar nada de eso, lo querían vender a Piaggio, pero Swatch no quiso.
    Hay que saber que todas esas acciones lo declaran ante el fisco como pérdida (tú y yo lo hemos pagado con nuestros impuestos) el dinero que les devuelve hacienda lo inverten en los modelos “PREMIUM”.
    Al ver que el Smart iba a ser el modelo más vendido de la gama, huyeron pa´lante se desmintieron a si mismo diciendo que el Smart sí que era un Mercedes, lo exportaron a Estados Unidos, despidieron a mucho personal de Smart e integraron los talleres a los de Mercedes( por eso hay tantos talleres Smart baratos e independientes, que abrieron los mecánicos cesantes ).
    Ahora están probando lo mismo, vendiendo el eléctrico a un precio inasequible.
    Tal vez me confundí en algún detalle, pero estaré contento si alguien me corrige.
    un saludo

    Responder
  2. Por mi parte una pena si Smart desaparece. Desde su lanzamiento me ha gustado mucho. Sus coches fueron disruptivos en su momento. Eran coches, no ciclomotores con carrocería que era (y es) lo que más se parecía. Pero claro, con un ciclomotor no puedes salir a autovía ni coger 135 km/h que era la velocidad a la que estaban limitados electrónicamente (ahora no lo sé). Los Car2Go que he cogido en Madrid me parecen divertidísimos y fáciles de conducir. Un vehículo eminentemente urbano (o periurbano) que en mi opinión ha marcado una época en la movilidad urbana de muchas ciudades del mundo. Además la posibilidad de cambiar el color del coche cambiando los body panels, su diseño interior totalmente diferente a lo que había en su momento, el propio concepto en sí… en fin, una pena si se dejara de producir.

    Responder
  3. creo que Swatch salió cagando leches del acuerdo al poco de firmar (el acuerdo -51%Daimler-49% Swatch se firma en 1994 y en 1996 Daimler se queda con el 81%), cobró su dinero… y los coches nunca le interesaron (más allá de la publicidad para la marca de relojes; aunque la idea era interesante, Swatch no tenía ni idea de la industria de la automoción). Daimler se gastó muchísimo dinero que nunca ha podido recuperar…la broma entre los ingenieros alemanes que yo conocí en el desarrollo del primer Smart era que lo regalaran con la compra de un S Class. El acuerdo con Mitsubishi, primero, y con Renault, después, tenia el lógico objetivo de repartir costes de desarrollo, para un coche que apenas se vendía, se vende y se venderá. Moverse con estilo dentro de la ciudad era su lema…pero, lamentablemente, lo era más moverse con un SUV de 2 toneladas. Yo no sé cuantos años hace que habalste con ese técnico. Lo que yo te hablo (lo de la broma que me comentaban los ingenieros) es de hace más de 20 años y de experiencia directa.

    Responder
  4. Si´, pero el Smart nunca se definió como coche de uso compartido. Ten en cuanta que poco después del Smart aparecería en Paris el Bolleré. Ese sí estaba diseñado para uso compartido…y era todavía más «crap» que el Smart. Y así termino, dejando un pufo de decenas de millones de euros al ayuntamiento de Paris. Creo que Seat con su Minimó lo puede acertar más, en ese producto en concreto, en el de un coche urbano de uso compartido con gracia.

    Responder
    • Por mi que la haga desaparecer, despues saca un clase G mini con las medidas del suzuki jimny para la city y eso si que lo peta.

      Responder
  5. El Smart es un coche urbano, un coche para circular por ciudad, pequeño y práctico y ha funcionado bien con un precio asequible. Vender este coche, aunque sea eléctrico por 25.000€ no tiene mucho sentido, al menos para el uso privado, otra cosa seria para uso compartido.

    Responder
  6. He tenido 3 smarts en mi vida. Uno gasolina, uno diesel y ahora uno eléctrico. Todos de dos plazas. Es un coche muy práctico, pero es muy muy caro y de mantenimiento si ibas al taller oficial una ruina. De calidad cuestionable, se le rompían cosas impensables para otros coches. El eléctrico que tengo ahora lo compré el octubre pasado, de Holanda casi 5 años y 21000 km. Carga a 22 kw y estoy muy contento con él. Es mi coche diario, hace más de 2000 km al mes. Vivo en una isla y es un coche ideal siempre que en casa tengas otro para la familia. Pero son coches exageradamente caros, una pena.

    Responder
  7. Al ser Mercedes, se pasaron con el precio, y en eléctrico aún más…. Espero que se convierta a 100% eléctrico porque es el mejor urbano, pero en cualquier caso, no pinta del todo bien la cosa…

    Responder

Deja un comentario