¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Los accionistas de Volkswagen están preocupados por el ambicioso futuro eléctrico de la compañía

El grupo Volkswagen es seguramente uno de los grupo automovilísticos que más tardaron en introducirse en el sector del coche eléctrico con algunos modelos de su gama electrificada. Algunos ejemplos de esta gama son el e-Up y el e-Golf. Pero Volkswagen tiene planes más ambiciosos que estos modelos, planea lanzar 70 modelos de coches eléctricos en la próxima década y pretende vender 22 millones de ellos, antes de este anuncio Volkswagen había anunciado que pretendía vender 15 millones de coches eléctricos para el año 2025, un plan aún más ambicioso y que podría pecar de irreal.

Las acciones de Volkswagen se dispararon la semana pasada después de anunciar los resultados del primer cuatrimestre fiscal que mostraban que lo estaban haciendo bien con respecto a sus rivales. Pese a ello, los accionistas esperan que haya un cambio en la estructura de dirección de Volkswagen debido a que los planes eléctricos de la compañía son demasiado ambiciosos a su parecer.

Las diferentes marcas del grupo Volkswagen ya cuentan o contarán con al menos un coche eléctrico en gama, Audi tiene el e-tron, Porsche recibirá el Taycan en los próximos meses, Volkswagen lanzará su gama I.D. el año que viene mientras que SEAT y Skoda ya han presentado concepts eléctricos que avanzan lo que llegará al mercado en los próximos años. Pese a estos lanzamientos presentes y futuros, sigue habiendo grandes dudas sobre el programa de coches eléctricos de Volkswagen.

El Audi e-tron, sin embargo, no parece estar convenciendo a los clientes de Audi. Los clientes no ven que merezca la pena pagar hasta un 70% por un coche eléctrico de la gama Audi que no aporta casi nada respecto a su equivalente en otras marcas. Hay que tener en cuenta, además, que el Audi e-tron es un coche eléctrico poco eficiente comparado con otros modelos, un dato preocupante sabiendo que monta una batería de 95 kWh, una de las más grandes vista en un coche eléctrico de producción.

Aunque los costes de producción de la plataforma eléctrica de Volkswagen, MEB, van a seguir bajando, se cree que el mercado está siendo muy optimista creyendo que Volkswagen va a conseguir cumplir con su estrategia en movilidad eléctrica para los próximos años. Habrá que ver quién tiene razón finalmente, solo habrá que esperar un par de años para ver si todos los planes del grupo Volkswagen se materializan en los coches eléctricos que han prometido a los accionistas y clientes de sus marcas.

Fuente: Volkswagen

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame