Ford y Volkswagen hacen pública su alianza para desarrollar coches eléctricos y la conducción autónoma

En febrero de este mismo año, Ford y Volkswagen anunciaron una alianza global para desarrollar vehículos comerciales de forma conjunta a partir de 2022. Este trato afectaba tanto a las pick-up (Ford Ranger y F-150, Volkswagen Amarok) como a las furgonetas de las dos compañías. Además, ambas dejaron la puerta abierta a una colaboración más estrecha en materias como el coche eléctrico o la conducción autónoma.

Tras meses de negociaciones, las dos empresas han anunciado la ampliación de su alianza. A raíz de este nuevo acuerdo, Ford podrá emplear la plataforma modular eléctrica MEB de Volkswagen, sobre la que se asentarán modelos tan diversos como el compacto ID.3, la furgoneta ID. Buzz o el SUV ID. Crozz, entre otros. Así, Ford se convierte en la quinta marca en confirmar el uso de esta arquitectura tras Volkswagen, Audi, SEAT y Skoda.

Aparentemente, el primer modelo de Ford que utilizará la plataforma MEB será un vehículo de ventas masivas que se ofrecerá en Europa. Así, la firma alemana comenzará a diseñar y construir sus propios vehículos sobre esta arquitectura a partir de 2023, con el objetivo de alcanzar unas ventas de 600.000 coches eléctricos basados en la plataforma MEB en Europa para 2029.

«Mirando hacia el futuro, incluso más clientes y el medio ambiente se beneficiarán de la arquitectura MEB líder en la industria de Volkswagen«, afirma el máximo responsable de Volkswagen, Herbert Diess. «Nuestra alianza global está alcanzando nuevas cotas, y seguimos observando otras áreas en las que podríamos colaborar».

Por otro lado, a raíz de este acuerdo Ford y Volkswagen se convertirán en accionistas igualitarios de Argo, la que hasta ahora era la división de conducción autónoma de Ford. Gracias a una inversión de 2.600 millones de dólares por parte de Volkswagen, la startup tendrá recursos suficientes como para ponerse a la altura de rivales como Waymo (Google) o Cruise (General Motors). Ambas empresas se beneficiarán de forma directa de la tecnología de conducción autónoma de Argo, que actualmente está siendo desarrollada en Estados Unidos de la mano de una amplia flota de Ford Fusion autónomos.

«Mientras que Ford y Volkswagen siguen siendo independientes y ferozmente competitivos en el mercado, asociarse y trabajar con Argo en esta importante tecnología nos permite ofrecer una capacidad y un alcance geográfico inigualables«, comenta por su parte el presidente y director ejecutivo de Ford, Jim Hackett. «Desbloquear las sinergias en una amplia variedad de áreas nos permite mostrar el poder de nuestra alianza global en esta era de vehículos inteligentes».

Fuente | TechCrunch

Compártelo: