La empresa Lunaz ofrecerá una segunda vida a los vehículos clásicos de alta gama transformándolos en coches eléctricos

Lunaz es una empresa británica de reciente creación dedicada a la conversión de vehículos clásicos de alta gama en coches eléctricos. La compañía, radicada en Silverstone, está dirigida por Jon Hilton, ex-director técnico del equipo de Fórmula 1 de Renault. De acuerdo con el ejecutivo, «los automóviles más bellos y célebres de la historia están listos para el futuro» gracias a este iniciativa.

La empresa se centrará en la transformación de coches deportivos y de lujo británicos de mediados del siglo pasado. Actualmente se encuentra desarrollando versiones eléctricas del Rolls-Royce Phantom V de 1961, del Rolls-Royce Silver Cloud de 1956, y del Jaguar XK120 de 1953. Como curiosidad, este último era en el momento de su lanzamiento el coche de producción más rápido del mundo. Antes de acometer las conversiones, Lunaz restaurará cada coche al detalle, ofreciendo una completa gama de colores especiales y diseños interiores a medida realizados por especialistas de diseño automovilístico. Así, los clientes podrán disfrutar de vehículos totalmente personalizados a su gusto a pesar de su antigüedad.

El Rolls-Royce Phantom V estará equipado con una batería de 120 kWh de capacidad, mientras que el más ligero Jaguar XJ120 hará uso de un pack de 80 kWh. Todos los modelos transformados por Lunaz contarán con carga rápida, frenada regenerativa, control de tracción, control de crucero, navegación por satélite, un sistema de infoentretenimiento moderno, etc. En definitiva, Lunaz no se limitará a convertir vehículos clásicos en eléctricos, sino que los actualizará para hacerlos mucho más utilizables en el día a día,.

El Jaguar utilizará dos motores eléctricos que le darán una potencia de 380 cv y 700 Nm de par. Este modelo se encuentra en sus etapas finales de desarrollo, y se convertirá en el primer vehículo lanzado por Lunaz. Antes de acometer el proceso de conversión, la empresa realiza un análisis exhaustivo de las formas, pesos y dinámica de conducción prevista para cada uno de los modelos a transformar.

Además, Lunaz también cambia los elementos que forman los sistemas de dirección, frenado y suspensión, lo que permite hacer frente a la mayor potencia y peso de los vehículos. «Lunaz toma una historia que todos amamos y le da un futuro brillante. Estamos innovando para crear automóviles que sean utilizables, dinámicos y que se conviertan en los clásicos de los mejores conductores». Los pedidos se abrirán en noviembre, con precios desde los 395.000 euros.

Fuente | Autocar

Relacionadas | ¿Tiene sentido convertir un vehículo clásico en un coche eléctrico?

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame