Iberdrola comenzará a producir hidrógeno sostenible en Puertollano, Ciudad Real

Iberdrola acaba de anunciar el desarrollo de un proyecto para producir hidrógeno de forma sostenible a partir de energías renovables en Puertollano (Ciudad Real). La planta será una de las más grandes de Europa de este tipo y conllevará una inversión de 150 millones de euros, permitiendo a Iberdrola diversificar su negocio más allá de la producción de energía eléctrica.

El proyecto contará con una planta fotovoltaica experimental de 100 MW con tecnologías de última hornada como paneles bifaciales o inversores ‘string’. Esta planta irá asociada a un parque de baterías de 20 MWh. El hidrógeno se producirá mediante electrolisis con un sistema de módulos apilables, lo que permitirá ir ampliando su capacidad en caso de que la demanda así lo requiera.

En la planta se probarán diversas tecnologías: alcalina, de membrana de intercambio de protones y de óxido solido. También existirá un sistema de almacenamiento mediante tanques presurizados, así como una planta de almacenamiento experimental que permitirá estudiar otras tecnologías como el LOHC (líquido orgánico portador de hidrógeno).

La construcción de las instalaciones ya ha comenzado en Puertollano, un emplazamiento estratégico para Iberdrola, pues además de producir hidrógeno podrá almacenarlo para su uso industrial en las empresas de los alrededores. Además, en Puertollano ya se encuentra el Centro Nacional del Hidrógeno, lo que pone de manifiesto su importancia estratégica.

La intención de Iberdrola es descarbonizar la producción de hidrógeno y lograr de una vez por todas su abaratamiento. De acuerdo con las estimaciones de la compañía, pasar a producir el hidrógeno mundial mediante energía renovable supondría un aumento de la demanda de electricidad de un 10%. En paralelo, Iberdrola quiere fomentar la creación de un etiquetado «verde» para el hidrógeno producido con energías renovables, lo que será una forma de incentivar la reducción de emisiones en este tipo de procesos.

Este no ha sido el único movimiento en pos de la sostenibilidad que ha llevado a cabo Iberdrola en los últimos tiempos, pues actualmente se encuentra desplegando la que probablemente sea la red de carga rápida para coches eléctricos más ambiciosa de España: cubrirá las seis radiales (Autovía del Norte/A1, Autovía del Nordeste/A2, Autovía del Este/A3, Autovía del Sur/A4, Autovía del Suroeste/A5, y Autovía del Noroeste/A6) y los tres principales corredores transversales (Autovía del Mediterráneo/A7, Autovía del Cantábrico/A8, y Ruta de la Plata/A66), además de todas las capitales de provincia.

Relacionadas | Para la Comisión Europea, el hidrógeno será estratégicamente importante para la independencia energética y el futuro de Europa

Compártelo: