¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Gobierno de España prepara ayudas para la compra de vehículos gasolina, diésel y eléctricos

Mientras que en otros países europeos como Alemania o Francia las ayudas para la recuperación del mercado automovilístico tras la crisis del coronavirus se están centrando en los vehículos enchufables para acelerar la transición a un modelo energético más sostenible, el Gobierno de España ha tomado la decisión de crear un plan de ayudas para la compra de vehículos de «todas las tecnologías».

Dotado de unos fondos de unos 300 millones de euros, el plan en un principio será aprobado el próximo 16 de junio y «garantizará la neutralidad tecnológica». El objetivo de este inminente plan de choque es reactivar el mercado automovilístico español, que se ha visto seriamente afectado por la pandemia del coronavirus en los últimos meses.

Las ayudas no solo incluirán turismos, sino también vehículos comerciales, industriales y autobuses. Esto permitirá renovar el parque automovilístico con modelos más «limpios y seguros». Aunque todavía no está confirmado, en un principio solo podrán acogerse a las ayudas los coches nuevos con unas emisiones de dióxido de carbono inferiores a los 120 gramos por kilómetro.

Los 300 millones de euros del Estado irán acompañados por una cantidad equivalente aportada por el propio sector automovilístico. Este planteamiento es similar al que tenía el antiguo Plan PIVE. Al total de 600 millones de euros de este plan habrá que sumar los 65 millones de euros del Plan MOVES para vehículos alternativos, el cual tendrá un presupuesto independiente.

En un contexto como el actual, en el que los países vecinos han aprobado ingentes ayudas para el desarrollo de la movilidad eléctrica, resulta llamativo que un Gobierno supuestamente comprometido con la sostenibilidad haya creado un programa de ayudas para vehículos alternativos tan poco ambicioso y de fondos limitados en paralelo a un programa para coches gasolina y diésel con mayor dotación presupuestaria.

Los 300 millones de euros del presupuesto procederán de un crédito extraordinario que tendrá que ser aprobado por el ministro de Hacienda. Otro punto de actuación del Gobierno será el fomento del I+D+i, creándose ayudas para proyectos industriales de investigación, desarrollo e innovación en la industria manufacturera, y apoyo financiero a proyectos en el ámbito de la industria conectada 4.0.

Fuente | La Tribuna Automovilística

Relacionadas | El gobierno retrasa la aprobación del plan de ayuda a la compra de coches eléctricos en España

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame