¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Tesla reduce enormemente los tiempos de espera del Model Y. ¿Mejoras en la línea de producción o problemas de demanda?

Tesla acaba de actualizar los cronogramas de entrega de los Model 3 y Model Y en Estados Unidos: mientras que el tiempo de espera para las entregas del sedán ha pasado de entre 4 y 8 semanas a entre 5 y 7 semanas, en el caso del Model Y se ha pasado de entre 8 y 12 semanas cuando se reinició la producción en la fábrica de Fremont tras el cierre decretado por el coronavirus a entre 4 y 8 semanas.

Esta significativa reducción ha llamado la atención de muchos, pues Tesla ha estado acumulando pedidos del Model Y durante más de un año; además, la compañía estimó en su momento que la demanda del todocamino sería muy alta, siendo capaz de superar incluso las ventas combinadas de los Model S, Model X y Model 3.

Algunos medios han comenzado a especular con la posibilidad de que esta reducción en los tiempos de espera se deba a que durante el cierre de la factoría de Fremont Tesla haya aprovechado para realizar una serie de mejoras en la línea de producción del Model Y, lo que habría permitido incrementar la capacidad de producción de la fábrica de forma notable.

Sin embargo, otros plantean la posibilidad de que Tesla haya sufrido una importante bajada en la demanda del modelo, algo tras lo que también se encontraría la reciente bajada de precios que ha llevado a cabo el fabricante de coches eléctricos. Pero, ¿a qué se debería la reducción en la demanda del todocamino en su mercado natal?

Aparentemente, han sido muchos los reservistas que han cancelado sus pedidos debido a que no les ha gustado la forma en la que Elon Musk ha manejado la reapertura de la fábrica de Fremont (la factoría comenzó a operar antes de tiempo sin la aprobación de las autoridades, el propio Musk faltó al respeto a varios cargos públicos y amenazó con llevarse la sede de Tesla e incluso la fábrica fuera de California, algunos trabajadores han denunciado la insuficientes medidas de seguridad, etc).

Aparentemente, algunos compradores californianos (uno de los mayores mercados de Tesla) no han visto con buenos ojos estos movimientos, lo que explicaría la cancelación de sus pedidos. Sin embargo, por el momento todo esto son simples especulaciones de la prensa, pudiéndose explicar los menores tiempos de espera en una rampa de producción más fluida que la que tuvo en su momento el Model 3.

Fuente | Electrek

Relacionadas | Tesla acelera el despliegue de los nuevos Supercargadores V3

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame