Santiago de Compostela y Barcelona probarán taxis aéreos en 2022

La búsqueda por reducir las emisiones contaminantes del transporte aéreo, y su dependencia de los combustibles fósiles, son dos de los objetivos que persigue el proyecto español liderado por la empresa pública Enaire. Una iniciativa del Ministerio Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que gestiona la navegación aérea en España, y que esta semana ha confirmado que comenzará las primeras pruebas con taxis aéreos en 2022 en las ciudades de Santiago de Compostela y Barcelona.

El objetivo es desarrollar la tecnología necesaria para desarrollar estos taxis voladores, que además extenderán su actividad a otros sectores como la logística, con vehículos capaces de transportar mercancías. Y hacerlo todo con un sistema de propulsión eléctrico.

Así lo adelantó ayer el director general de ENAIRE, Ángel Luis Arias, en el Congreso Virtual organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España con el título “The future is waiting for us: the new urban air mobility”.

Es necesario llevar la movilidad urbana a la tercera dimensión, al espacio aéreo, y hacerlo de una forma más eficiente y sostenible”, indicó Ángel Luis Arias, que destacó que el concepto U-Space en desarrollo en Europa será esencial para permitir esta nueva movilidad aérea. ENAIRE, como entidad pública del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, está dispuesto a ejercer su reponsabilidad y generar un efecto tractor y facilitador de las empresas del sector privado u organismos públicos interesados para permitir que España pueda situarse entre los líderes en el desarrollo y operación de este nuevo sector”.

En este sentido, ENAIRE participa en dos proyectos, que se acaban de adjudicar, financiados con los fondos europeos Horizon 2020 a través de la SESAR Joint Undertaking sobre U-Space y Urban Air Mobility. Uno de ellos está liderado por EUROCONTROL, llamado CORUS-XUAM, y otro lo está por EVERIS, de nombre AMU-LED.

Desarrollan un motor a reacción que utiliza plasma de aire y electricidad

Está previsto que ambos proyectos cuenten con demostraciones de aerotaxis en dos años. En el caso de ENAIRE, esta gestionará los vuelos de los primeros vuelos de prueba en España, que tendrán lugar en 2022 en las ciudades de Barcelona y Santiago de Compostela.

Una iniciativa que tendrá por delante varios retos. Desde el tecnológico, para desarrollar vehículos seguros con sistemas redundantes que evite cualquier accidente. Algo que le permitirá superar también el segundo reto como es la confianza de los consumidores que seguramente recelen de ver taxis volando por encima de sus ciudades.

También el legislativo, ya que tradicionalmente en Europa las normativas van bastante más lentas que la tecnología, algo que podría frenar una industria con un enorme potencial de futuro que puede suponer una nueva alternativa industrial para nuestro país en todo el ecosistema que rodea a esta tecnología.

Fuente | ENAIRE

Relacionadas

Compártelo: