Lilium Jet. El vehículo eléctrico volador recibe una importante inyección de capital

Lilium, la startup alemana que está desarrollando un sistema de transporte con taxis voladores, ha confirmado este lunes que ha logrado recaudar otros 35 millones de dólares. Un dinero que les servirá para impulsar su objetivo de lanzar un vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) en 2025.

El protagonista de esta nueva ronda de financiación ha sido un conocido en el sector del coche eléctrico. Se trata del fondo de inversión escocés Baillie Gifford. Una compañía de gestión de activos con 112 años de antigüedad que es el segundo mayor accionista de Tesla después de Elon Musk

Esta nueva inyección de capital se suma a los 240 millones recaudados por la compañía a principios de marzo, algo que pone sobre raíles un interesante proyecto que busca revolucionar la forma de transporte.

Lilium contará con dos plazas, que se propulsará por un sistema de 36 propulsores eléctricos dirigibles, alimentados por otros 36 motores eléctricos e independientes, que le propulsarán hasta una velocidad máxima de 300 km/h, algo que supone ir más rápido que un helicóptero medio. Unas cifras teóricas que de momento en las pruebas reales son algo más modestas, ya que durante los últimos test del mes de octubre de 2019 llegaron a una velocidad máxima de 100 km/h.

Estos propulsores se encuentran repartidos por las alas y el frontal del vehículo, y son capaces de generar hasta 435 CV de potencia. Además tienen la característica de poder mantener el vehículo en vuelo incluso aunque falle alguno de ellos. Un sistema de seguridad.

Asimismo el vehículo está fabricado con materiales ligeros, alcanzado un peso de 400 kg, y permitirá una carga máxima de 200 kg mientras que su autonomía se estima en los 300 kilómetros con cada carga.

En estos momentos el equipo de Lilium está trabajando en una versión con 5 plazas. Un concepto que permitirá realizar desplazamientos cinco veces más rápido que con un coche, y además con un coste operativo muy bajo gracias al uso de la electricidad como única fuente de energía y cuyo objetivo es servir de servicio de taxi por demanda en zonas como las grandes ciudades y sus también grandes congestiones de tráfico.

Un proyecto fuertemente ligado al desarrollo de las baterías, que gracias a su evolución permitirán en no muchos años cumplir el sueño de contar con una alternativa más sostenible a los desplazamientos cortos y medios en una aeronave impulsada por electricidad.

Relacionadas |  El avión eléctrico más grande del mundo listo para su primer vuelo

Fuente | Lilium

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame