Porsche afirma que su combustible sintético será tan limpio como la electricidad

Porsche se electrificará casi por completo en los próximos años. Tras el éxito del Taycan, su primer coche eléctrico, los Macan, Cayenne, Panamera, Cayman y Boxster perderán sus motores de combustión interna a lo largo de esta década. Todo parece indicar que el único modelo de la firma que no se electrificará por completo a medio plazo será el 911, que sin embargo sí que recibirá una variante híbrida enchufable.

A pesar de ello, la firma también está trabajando en soluciones alternativas a la electrificación, incluyendo el desarrollo de combustibles sintéticos. Frank Walliser, vicepresidente de Porsche Motorsport y GT, ha explicado en una reciente entrevista que esta tecnología permitirá que los vehículos térmicos sean tan sostenibles como los coches eléctricos.

«El combustible sintético es más limpio y no hay subproductos, cuando comencemos la producción completa esperamos una reducción en las emisiones de dióxido de carbono del 85%». Walliser afirma además que si se tienen en cuenta las emisiones del pozo a la rueda, los eléctricos se mueven en cifras similares a los vehículos térmicos alimentados por combustibles sintéticos.

Si bien Porsche no ve esta solución como un reemplazo para los vehículos eléctricos a baterías, los dirigentes de la compañía creen que será un complemento muy solvente. «La movilidad eléctrica sigue siendo la máxima prioridad en Porsche. Los combustibles sintéticos son un complemento a la electrificación de Porsche, no un rival».

En 2022 Porsche comenzará a producir combustible sintético, y prevé alcanzar los 550 millones de litros para 2026. Para obtener este tipo de carburante se dividirá el agua en hidrógeno y oxígeno mediante el uso de electrolizadores, filtrándose dióxido de carbono del aire para procesarlo con el hidrógeno y así obtener metanol, el cual después se transformará en gasolina siguiendo un proceso patentado por Exxon Mobil.

La producción se llevará a cabo en colaboración con Siemens Energy, con la que Porsche se asoció el año pasado. La marca alemana afirma que su combustible sintético funcionará con toda clase de vehículos, desde un 911 de hace varias décadas hasta un 911 GT3 de última generación, lo que abre una interesante puerta a la conservación de vehículos clásicos una vez el grueso del parque automovilístico mundial se haya electrificado.

Fuente | CNET

Relacionadas | Volkswagen valora sacar a bolsa Porsche para marcarse un Ferrari y contrarrestar a Tesla

Compártelo: