Tesla consolida sus líneas de producción bajo carpas en la fabrica de Fremont y amplía esta solución

Tesla ha presentado recientemente una solicitud al Ayuntamiento de Fremont, ciudad que acoge su fábrica en Estados Unidos, para expandir sus instalaciones, consolidando de esta forma la carpa que alberga una línea de producción del Model Y, convirtiendo en fija una solución improvisada a toda prisa en febrero de 2020.

El documento BLD2021-05126 recoge la solicitud para realizar obras de cimentación y galerías de servicios subterráneas, junto a la linea de producción del Model Y, que permitirá contar con la GA 4.5 (General Assembly 4.5) en la parte sur de la fábrica de la localidad californiana.

Pese a que las instalaciones de Fremont son verdaderamente grandes, parece que Tesla se queda sin sitio en su primera gran fábrica de donde salen en la actualidad las berlinas Model S y Model 3, junto a los SUV Model X y Model Y.

Fremont se queda pequeña

El aumento de ventas y a la espera de que la nueva fábrica de Texas y Berlín entren en producción, lleva a Tesla a seguir ampliando sus instalaciones en Palo Alto.

Las instalaciones de Fremont están en constante evolución, adaptándose a toda prisa a las necesidades y cambios tecnológicos que el fabricante está realizando en sus lineas de montaje.

Además de fabricar al completo la gama S3XY de Tesla, en California se ha instalado la fábrica piloto de sus nuevas baterías tipo 4680. Los viejas instalaciones compradas a Toyota no emplean los nuevos diseños en materia de gigafactorias, que se están aplicando en Europa y Texas, que han demostrado su eficacia de funcionamiento en China.

Improvisación como solución

Por este motivo la llegada de las Giga Press a Fremont, la fábrica de las baterías estructurales 4680, o incluso las propias líneas de fabricación del Model 3 y Model Y, suponen un reto estilo ‘Tetris’ a la hora de cumplir con todas las necesidades del fabricante.

La estructura bajo carpas fijas, estrenada por el Model 3, en un intento desesperado por solucionar el «infierno de producción» vivido por Tesla con el arranque de la producción de la berlina, parecen haber cautivado a los dirigentes de la marca estadounidense a la hora de solucionar los problemas de espacio.

Tesla ha elegido como costumbre, en Fremont, montar lineas completas de producción bajo el liviano techo de una carpas fijas que, lejos de ser una solución temporal, parecen responder a las necesidades de organización y espacio.

Todas estas ‘ventajas’ permiten al mismo tiempo ahorrar la millonaria inversión que supondría construir nuevos edificios para albergar las necesarias líneas de producción.

El permiso solicitado por Tesla

A continuación se muestra el permiso presentado por Tesla ante la Ciudad de Fremont para las obras en sus instalaciones de Fremont.

Fuente | City of Fremont

Compártelo: