Alemania apuesta por las baterías residenciales. Ya instalan el equivalente a media central nuclear cada año

Las baterías de respaldo estacionarias se han convertido en los últimos años en un elemento complementario para muchas instalaciones solares residenciales. Una forma de almacenar los excedentes por el día para alimentar la vivienda cuando lo necesite, y reducir al mínimo el consumo eléctrico. Un potencial del que son conscientes en Alemania donde la instalación de este tipo de acumuladores en viviendas con energía solar se está disparando.

Según los datos publicados por la Asociación de la Industria Solar Alemana, el pasado año el número de instalaciones de baterías ha crecido un 47% llegando a las 88.000 nuevas baterías conectadas. Una cifra muy llamativa en un año especialmente complejo por el impacto de la pandemia, pero que no ha frenado un despliegue que se está viendo favorecido por la bajada de los precios y el aumento de la oferta.

La dinámica que está logrando el mercado alemán está siendo muy positiva, lo que les permite contar con un total de 270.000 unidades conectadas a un sistema solar.

Esto quiere decir que con las casi 90 mil instalaciones realizadas solo en 2020, suponen añadir una potencia conjunta según los datos de la Agencia Federal de Redes eléctricas de Alemania de 475 MW (5,3 kW de media) y una capacidad de 775 MWh (8,8 kWh de media). Unas cifras que sumadas a las baterías ya instaladas permite que la potencia instalada a finales de 2020 haya sido de 1.400 MW con una capacidad conjunta de 1.950 MWh.

Esto quiere decir que solo en 2020 los alemanes han puesto en marcha baterías que en su conjunto acumulan casi la mitad de la potencia de una central nuclear como las que tenemos en marcha en España (Alamaraz con 1.049 MW) y con un crecimiento entre 2019 y 2020 del 46.6%. Cifras que se espera que mejoren con la bajada de los precios del kWh, que permitirá cada vez a más viviendas completar su instalación solar con baterías.

Y eso que hablamos de Alemania, con una media de horas de sol muy inferior a España, donde el potencial de combinar placas solares y baterías permitirá reducir la factura de la luz de forma drástica a muchas viviendas, e incluso gracias a los sistemas de carga inteligente, poder sacar el máximo partido a las energías renovables a gran escala, como la eólica, que podrán recargar esas baterías por las noches cuando la oferta supere la demanda energética.

Relacionadas | Tesla instalará más de 100 MW en baterías de almacenamiento en Israel

Compártelo: