Shell inicia las pruebas de su primera estación de carga ultrarrápida con batería de respaldo | forococheselectricos

Shell inicia las pruebas de su primera estación de carga ultrarrápida con batería de respaldo


Uno de los principales retos de la expansión de la recarga ultrarrápida, es el poder contar con una red eléctrica capaz de ofrecer la potencia necesaria sin afectar a la estabilidad. Algo que en algunos lugares no es posible por limitaciones de la propia red. Para ello operadores como Shell se han lanzado al desarrollo de estaciones de recarga capaces de ofrecer potencias de 175 kW, y respaldadas por grandes packs de baterías.

La primera de las estaciones de Shell se ha localizado en la ciudad holandesa de Zaltbommel. Allí han puesto en marcha en esta primera fase de pruebas dos puntos capaces de ofrecer 175 kW de potencia máxima cada uno. 

Una de las principales diferencias respecto a otras estaciones similares, es que esta podrá acoger a dos coches de forma simultánea sin tener que dividir la potencia entre ambos. Algo que logra gracias a un gran pack de 360 kWh de capacidad que hace las veces de respaldo.

El beneficio del uso de la batería según los responsables del proyecto empieza en el ahorro de tener que actualizar el sistema eléctrico para acoger una elevada potencia. Un aspecto que en algunos lugares con la red ya saturada o en zonas remotas incluso no es posible.

Otro aspecto donde las baterías juegan un papel importante es en la reducción de la potencia contratada para la estación. Según Shell, en el caso de esta estación esta podría ser de entre 30 y 70 kW, lo que dependiendo de la demanda permitiría recargar la batería entre tres y cuatro veces por día, y todo reduciendo el coste operativo de la estación de forma importante.

Pero si esto no fuese suficiente, desde la compañía ponen sobre la mesa otro aspecto clave en la ecuación. Y es que cuando o haya demanda y la batería esté llena, la estación podrá exportar una parte de la carga de su batería a la red mediante un cargador bidireccional. Algo que supone en la práctica el poder acumular energía durante las horas más económicas, para venderla en las de mayor demanda y coste.

No menos interesante es que con este formato se podrá maximizar el uso de energías renovables durante las recargas, al usar la estación las horas de mayor producción de estas para cargar su batería.

Según Luitzen Kaspersma, gerente de proyectos de futuros combustibles de Shell: “La movilidad eléctrica es importante para ayudar a satisfacer la creciente necesidad de un transporte más sostenible. Acelerar la adopción de vehículos eléctricos requiere una red de carga eficiente y robusta donde los clientes puedan cargar rápidamente sus coches en cualquier momento del día, incluso durante las horas pico. Estamos seguros de que el almacenamiento de energía ayudará a lograr eso ”.

Un proyecto que servirá como base para expandir esta tecnología en el resto de la red y que permitirá reducir el coste operativo de las estaciones de carga, al reducir el uso de energía durante las horas pico. Un factor fundamental al que se podrá extender la posibilidad de reducir el término fijo de potencia contratado, que supone un importante freno a la red en mercados como el de España.

Relacionadas 

Compártelo:

13 comentarios en «Shell inicia las pruebas de su primera estación de carga ultrarrápida con batería de respaldo»

  1. Para que veamos, siempre hay sorpresas.

    Este es el futuro de las estaciones de recarga.

    Recarga con paneles fotovoltaicos y una imprescindible batería de respaldo.

    Responder
    • Al final se montarán baterías de respaldo a saco por todas partes y terminarán aplanando un poco la curva de demanda, así como volviendo al país resistente a fallos de luz.

      Responder
  2. Algo así ha instalado Repsol en una gasolinera situada junto a la N-I en Tolosa (Gipuzkoa), en un punto de recarga tipo trío (CCS Combo, Mennekes y CHAdeMO), con batería de respaldo, que ofrece una recarga máxima de 50 kW de potencia, utilizando una acometida de red de únicamente 15 kW. Ya podía ser que la acometida fuera de 50 kW y la potencia máxima con batería que ofreciera de 175 kW, como en Holanda.

    Responder
  3. «Un factor fundamental al que se podrá extender la posibilidad de reducir el término fijo de potencia contratado, que supone un importante freno a la red en mercados como el de España.» <— A partir del 1 de Junio, los PdR pueden solicitar la tarifa 3.0TDVE (baja tensión) ó 6.1TDVE (media tensión) en las que no pagarán término de potencia, con lo que "el importante freno" desaparecerá 😉

    Responder
    • Si y no.
      Es cierto que no tendrán el freno de pagar un término de potencia mensual.
      La otra cara de la moneda es que el coste del kW dependerá de la potencia de carga.
      Así que la idea sigue siendo interesante desde el punto de vista económico.
      Quiero decir, no es el mismo coste cargar una batería de 100 kWh con una potencia de 50 kW durante dos horas que con 10 kW durante 10 horas.
      Sale más barato la segunda opción.
      Pero cómo no es rentable que un coche cargue a 10 kW, puedes cargar la batería, lentamente, y luego cargar el coche a mayor potencia.

      Responder
    • A cambio el coste será mas alto, esto vendrá bien para que en vez de pagar por estaciones que ahora no se usan pagan un pasta realmente se reduzca ese coste operativo

      Responder
  4. Muchas ideas pero poco desarrollo. Al paso que van, cuando lleguemos a un número aceptable de estaciones de carga, las ranas serán peludas. Más rapidez!!!! Si no fuera por la carga en casa y los SC, el número de ve sería mínimo, desde luego, yo no tendría un ve.

    Responder
  5. Si aprueban que el término de potencia se va a quitar para las estaciones de carga esta solución no va a ser muy necesaria.

    Otra cosa es que la compañía eléctrica no te garantice que te va a proporcionar una potencia constante de 100, 200 o 300 Kw, la que quieras poner.

    Como sistema da backup por si la potencia suministrada no es temporalmente suficiente, para puntos deslocalizados donde no te van a dar esa potencia o incluso para estaciones alimentadas por sistemas autónomos solares o eólicos sí que van a ser útiles.

    Y aquí tenemos una muy buena utilización de baterías usadas de vehículos que aunque se quedan al 70% de capacidad para estas estaciones son suficientes, basta con poner varias hasta alcanzar tu capacidad de almacenamiento deseada, aquí no hay problema de sitio ni de peso como en coche.

    El problema de esta estación es que habrá que dimensionarla adecuadamente. Se puede recarga por la noche con tarifa nocturna económica pero luego tienen que tener suficiente energía almacenada para transferirla de día en su horario de uso o si no pasará a ser una estación de baja potencia tomada directamente de la red.

    Se están poniendo en marcha ideas ya vistas hace tiempo pero poco implementadas. Desde el cambio automático de batería en una estación robotizada, a las estaciones de recarga con una batería de respaldo como estas, a estaciones de potencia directa de la red.

    Pero como decimos muchos, ¡ mas rapidez ! que el vehículo eléctrico está esperando y sin una red de recarga efectiva no se pone masivamente en marcha.

    Responder
    • Lo que va a suceder es que se va a una tarifa donde el término de potencia deja de existir pero el coste de la electricidad será mas cara, realmente pagarán lo mismo pero se ahorran costes operativos de los puntos de recarga donde no tienen mucha afluencia.

      Las baterías les puede dar una buena solución porque en un momento dado pueden aumentar la potencia.

      Responder
  6. A mí me falta un dato importante y es ¿a qué pvp se podrá recargar?
    Si es demasiado alto, será un elemento disuasorio (salvo necesidad acuciante) para el usuario y si es demasiado bajo, no será suficientemente rentable para la empresa.

    Responder
  7. Ineficiencia. Se nachacan dos baterías en lugar de una. Las baterías cuestan mucho dinero como para desaprovecharlas de este modo. Además encarece la carga. No tiene mucho sentido.

    Responder
    • Ya son dos petroleras que están viendo esta opción, parece caro, realmente ellos tienen la pasta y les compensa poner baterías de respaldo para asegurar potencias para poder dar el servicio a bastantes coches en un pico en concreto, que curiosamente puede darse en un momento dado.

      Pero todavía mas, si ahora una red como la ionity es cara porque tienen que poner una potencia alta, lo que hace Shell es ofrecer algo parecido pero un coste operativo mas bajo por lo que puede bajar el coste de kWh por lo que puede atraer a mas clientes.

      Responder

Deja un comentario