Tesla ofrece una versión del Model 3 con solo 151 kilómetros de autonomía en su configurador canadiense. ¿Por qué?

A mediados de 2016, Tesla presentó los primeros prototipos del Model 3, prometiendo que el sedán tendría un precio de partida de 35.000 dólares. Un año después comenzó la producción en serie del modelo; sin embargo, inicialmente la compañía se centró en la fabricación de la versión Long Range RWD, con unas tarifas muy superiores a lo prometido.

La decisión de comenzar ofreciendo un modelo con la batería más grande (Long Range) se debió a que inicialmente Tesla quería vender las unidades más caras con el objetivo de aumentar sus ganancias y así conseguir alcanzar las economías de escala necesarias para comenzar la producción de las versiones básicas de forma rentable.

Más tarde se añadieron otras versiones: Long Range Dual Motor, Long Range Dual Motor Performance, Mid Range RWD… Cuando un par de años más tarde finalmente Tesla presentó el Standard Range RWD de 35.000 dólares, no llegó a incluirlo en ningún momento en su configurador, en el que solo aparecía el Standard Range Plus RWD, que era unos 2.000 dólares más caro.

La versión de 35.000 dólares solo podía pedirse fuera del configurador mediante una llamada a la compañía. Las principales diferencias entre el Standard Range y el Standard Range Plus radicaban en una autonomía superior para el segundo y un interior más cuidado. El objetivo de Tesla con esta estrategia era inclinar las ventas hacia el modelo más costoso.

Tesla Model 3

Por motivos obvios, el número de Model 3 Standard Range RWD entregados hasta el momento ha sido ínfimo, no solo por las dificultades impuestas por la propia marca a la hora de comprarlo, sino porque sus prestaciones son inferiores y no se pueden actualizar vía OTA a posteriori. En realidad Tesla no ha llegado a fabricar ningún Standard Range RWD con el salpicadero específico (fácilmente distinguible por su consola central sin tapa) con el que se presentó: las pocas unidades entregadas son Standard Range Plus RWD «capados» electrónicamente.

Curiosamente y contra todo pronóstico, Tesla ahora ha añadido la versión Standard Range RWD al configurador del Model 3 en Canadá. Sin embargo, la versión ofrecida tiene una ridícula autonomía de 151 km. Esto se debe a que para poder acceder a los subsidios estatales de 5.000 dólares, un modelo debe tener un precio de partida inferior a los 45.000 dólares.

Al comercializar un Model 3 con una autonomía ridícula por debajo de los 45.000 dólares (44.999 dólares, para ser más exactos), Tesla se asegura de que el resto de versiones puedan acceder a los subsidios sin temor a que nadie se decante por la versión más barata (y por lo tanto menos rentable).

Fuente | Electrek

Relacionadas | El Tesla Model 3 ahora es más barato en España: desde 45.990 euros

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame