Tesla deja de equipar el radar en el Model 3 y Model Y. Desde mayo sólo usarán Tesla Vision

Tesla acaba de dar un giro a su filosofía a la hora de abordar la conducción autónoma y los sistemas de seguridad activos de asistencia a la conducción. Todo Model 3 y Model Y construido en Estados Unidos y vendido en este mercado carecerá, desde este momento, del tradicional radar frontal.

Este arriesgado paso forma parte del plan de Tesla apara dotar a sus automóviles de un sistema de conducción autónoma total basado únicamente en la visión, aportada por las cámaras del coche eléctrico (Tesla Vision).

Desde hoy, en la versión estadounidense de la página web oficial de la marca, acaba de aparecer una importante novedad que certifica el cambio de Tesla de cara a la conducción autónoma del mañana.

Adiós al radar definitivamente

La nueva versión del configurador estadounidense de Tesla muestra el que será uno de los cambios más arriesgados y significativos, de cara a diseñar las capacidades de un coche verdaderamente autónomo.

En la sección del configurador actual de los Estados Unidos del Model 3 y Model Y, han desaparecido toda referencia al radar que tradicionalmente se unía al resto de componentes, utilizados por Tesla, en su vehículo para controlar su entorno y reconocer el tráfico.

Tesla acaba de conformar que «a partir de las entregas de mayo de 2021, los vehículos Modelo 3 y Modelo Y construidos para el mercado norteamericano ya no estarán equipados con radar«.

Mientras que la versión española aún informa del uso del radar como elemento de detección de objetos lejanos. «El radar frontal ofrece una vista a larga distancia de los objetos lejanos de 160m«, la web estadounidense ofrece una información diversa.

Bajo el epígrafe «Piloto Automático, el futuro de la conducción» Tesla Estados Unidos elimina toda referencia al radar indicando un «potente procesamiento visual de hasta 250 metros de alcance«.

Primeras unidades con restricciones

Los coches que se entreguen a los clientes en las entregas de mayo «serán los primeros vehículos Tesla en contar con la visión por cámara y el procesamiento de redes neuronales para ofrecer piloto automático, conducción autónoma completa y ciertas características de seguridad activas».

Los clientes que han pedido antes de mayo de 2021 sus vehículos y le sean asignado un automóvil con Tesla Vision serán notificados del cambio antes de la entrega.

Inicialmente los nuevos coches carentes de radar tendrán limitadas ciertas funciones, que incluyen sistemas de seguridad en carretera.

La función de navegación en Autopilot estará se limitará a una velocidad máxima de 120 km/h y una distancia mínima mayor que la habitual.

La opción de convocar para aquellos coches con esta opción (FSD) además del sistema de prevención de salida del carril también estarán deshabilitadas en el momento de la entrega.

Para estas primeras unidades, Tesla asegura que «en las próximas semanas, comenzaran a restaurar estas características a través de una serie de actualizaciones de software por aire (OTA n.d.r.). Todas las demás funciones disponibles del Autopilot y conducción autónoma total estarán activas en la entrega, dependiendo de la configuración del pedido».

Visión de 250m vs radar de 160m

Mientras que ambas web mantienen los 12 sensores ultrasónicos y la visión de 360º ofrecidas por las cámaras: trasera, frontal y laterales, un elemento hasta ahora esencial ha desaparecido en pos de sistema de visión aún más preciso, lo que confirman las informaciones avanzadas recientemente por FCE.

Según los primeros datos comparativos entre el mismo coche (los Tesla Model 3 LR que llegan a Europa son fabricados en Fremont, California), el nuevo sistema de visión supera en 90 metros las capacidades ofrecidas por el radar.

Recientemente Elon Musk ha dado gran importancia al sistema de visión que están desarrollando en Tesla, puesto que aporta, según el CEO, «mucha más precisión«.

Con al evolución de la Inteligencia Artificial (AI) que están incorporando las nuevas versiones de software y gracia as los sensores bitstream y las cámaras, según Musk se consiguen más bits por segundo, en orden de magnitud, respecto al radar.

La eliminación de este dispositivo de la web de los Estados Unidos representa el principio del fin de una tecnología hasta ahora imprescindible en un automóvil moderno.

Todo sobre la visión de Tesla avanzado pro FCE

Compártelo: