¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

La producción del Porsche Taycan finalmente también se ve afectada por la escasez mundial de semiconductores

La escasez mundial de semiconductores ha añadido un nuevo fabricante a su lista de afectados: Porsche, la conocida marca de lujo perteneciente al Grupo Volkswagen, ha anunciado que las entregas de su primer modelo eléctrico, el Taycan, sufrirán retrasos superiores a un mes a raíz de esta crisis en la cadena de suministro.

Aunque por el momento solo se ha informado de este retraso en el mercado británico, se espera que el resto de países en los que se comercializa el Taycan también se vean afectados. A pesar de que algunos clientes se han lamentado en las redes sociales de esta situación, la mayoría se han limitado a resignarse, conocedores de la complicada situación que atraviesa la industria.

«Una escasez significativa de semiconductores está provocando varios cuellos de botella en el suministro en muchas industrias de todo el mundo (electrónica de consumo, ordenadores, telecomunicaciones, etc). Varias partes y equipos de nuestros vehículos también se están viendo afectados. Porsche sigue de cerca la situación y la reevalúa todos los días», ha declarado al respecto un portavoz de la marca.

«Dado que somos conscientes de esta escasez, hemos estado trabajando continuamente y con mucha presión en cooperación con el Grupo Volkswagen para mantener las restricciones lo más bajas posible y minimizar los efectos y posibles retrasos. Actualmente asumimos que el suministro de chips seguirá siendo limitado en los próximos meses«.

A pesar de todo, Porsche confía en que la situación mejore a lo largo de la segunda mitad del año, si bien por el momento no está claro cuando regresará la normalidad a las plantas de la compañía, que ha visto como el Taycan se ha convertido en un tiempo récord en uno de los modelos más exitosos de su gama de vehículos de alto rendimiento.

Posiblemente haya sido este éxito el que ha motivado a la empresa a anunciar la electrificación prácticamente total de su alineación a lo largo de esta década a través de un proceso que afectará de lleno a modelos como el Macan, el Cayenne, el Panamera, el Cayman y el Boxster (por el momento el 911 es el único cuya electrificación total sigue en el aire).

Además, algunos rumores indican que aprovechando esta transición a la movilidad eléctrica Porsche expandirá su oferta a segmentos inferiores: aparentemente, la firma estaría interesada en el desarrollo de una berlina familiar (segmento D) para plantar cara al Tesla Model 3, que se ha convertido en el coche eléctrico más vendido del mundo.

Fuente | The Fast Charge

Relacionadas | Porsche anuncia oficialmente la puesta en marcha de su fábrica de baterías de alto rendimiento

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame