La FSD de Tesla confunde la luna con un semáforo en amarillo | forococheselectricos

La FSD de Tesla confunde la luna con un semáforo en amarillo


El sistema de conducción autónoma de Tesla lleva el suficiente tiempo en el mercado como para generar multitud de datos sobre su capacidad para identificar (o no) obstáculos inminentes, desde otros vehículos hasta diversas estructuras de hormigón.

La mayoría de los elementos que tienden a confundir al Autopilot de forma habitual han sido bastante bien estudiados, si no eliminados por completo, evitando así reacciones inesperadas del sistema.

En el siguiente vídeo, podemos ver que un problema no observado hasta ahora, es que el sistema confunde la luna con un semáforo en amarillo. Está claro que la identificación de los semáforos tiene un largo camino por recorrer en todos los sistemas semiautónomos, no sólo en el de Tesla.

El tinte amarillo de la Luna podría estar relacionado con el humo de los incendios forestales en la atmósfera sobre algunas partes de los EE.UU., así que quizás este problema no se produzca con regularidad.

El sistema de Tesla no se basa únicamente en la visión de la cámara, ya que también se basa en datos cartográficos de la ubicación de las intersecciones y los semáforos, reduciendo así la velocidad del coche en todos los semáforos detectados.

Posibles soluciones tecnológicas llegan al rescate

Una de las formas en que los fabricantes de automóviles y los desarrolladores de sistemas autónomos han tratado de solventar este problema, es mediante semáforos que se comunican con los sistemas de los propios coches, a través de la tecnología vehículo-infraestructura (V2I). 

El sistema de Tesla, en cambio, se basa en la interpretación visual de los semáforos en lugar de la tecnología V2I, y no depende de las señales de los propios semáforos. Es más versátil, como hemos visto, pero también algo más propenso a malinterpretarlos.

Fuente | Autoweek

Relacionadas | Así funciona en las situaciones más complejas la FSD Beta 9.0 de Tesla

Compártelo:

17 comentarios en «La FSD de Tesla confunde la luna con un semáforo en amarillo»

  1. Pues tienen un problema en la base de datos que se suponen que tienen, ya que si hubiera existido el sistema hubiera ignorado a estos semáforos y no se muestran en pantalla, en definitiva falla algo en el software porque no ha aparecido como ignorado pero también debería revisar el listado de base de datos porque no ha pasado o es que directamente estaba ignorando dicha base o si esa base existiera.

    Por eso existen las pruebas para corregir esto, y no los semáforos no deberían estar conectados con V2I porque sinceramente el problema es mas simple y el coste de agregar dicha tecnología lo asume las administraciones y no las marcas de vehículos, que sí estaría bien para otras personas como los ciegos pero no para reducir los desarrollos de las marcas.

    Responder
    • ¿Base de datos? El sistema de Tesla precisamente se distingue de otros por funcionar exclusivamente por interpretar las imágenes de las múltiples cámaras mediante Inteligencia Artificial, no por mapas pre-configurados.
      Una cosa es que te muestre en el GPS el mapa con sus carreteras, etc. y otra muy distinta que el «auto-pilot» use esa información para «conducir» el coche. Lo único que recibe del mapa es hacia dónde tiene que ir y el sentido de la circulación. Nada más. Todo lo demás es AI.

      Responder
    • Me da a mí que el sistema dará prioridad a «lo que ve» (tiempo real) sobre lo que se supone que habrá (base de datos), de hecho esto segundo podría fallar si no obtiene conexión a internet para actualizarse o por ejemplo ocurre un accidente y las autoridades deciden montar un semáforo portátil temporalmente, son demasiadas variables que hacen al sistema inseguro (claro, ellos se basan en que el 99% del tiempo está todo bajo control, pero los accidentes no entran en ese porcentaje).

      Este error es un fallo bastante gordo y han tenido la suerte de que no conlleva accidente con toda la mala publicidad que eso les traería, pero hace evidente lo fácil que es confundir a la máquina con algo que ninguna persona dudaría (una cucharada de realidad para los que gusta repetir que casi todos los accidentes los provocan erróres del conductor), no hablemos ya de boicotear el sistema.

      Responder
  2. La conducción autónoma puede trabajar sobre diversas tecnologías y de momento la principal está siendo la capacidad de detección autónoma del vehículos ya sea por imágenes, lidar, radar, GPS,…

    Esto sirve para ver las rayas de la carretera (si las hay) para centrar el coche el carril, posicionar el vehículo por un sistema de posicionamiento por satélite (GPS, Galileo,…), detectar objetos y personas a su alrededor,…

    Esto unido a mapas muy precisos para que el vehículo «conozca» el entorno por donde se mueve aunque esto no lo implementan todos los sistemas porque hasta que no haya una cartografía precisa de todas las carreteras del mundo no será factible.

    Pero hay otras tecnologías que todavía casi no se aplican y que serán muy útiles para aumentar la seguridad y la capacidad de conducción autónoma.

    Una es la que cita de la comunicación entre señales, semáforos,… (V2I) con el coche de tal manera que el coche reciba información de las señales (posición, mensaje de la señal,…), la posición y el estado del semáforo, cuanto va a tardar en cambiar el disco,… Esto es complejo de implementar porque sería necesario implementarlo señal a señal y semáforo a semáforo.

    El sistema automático llevaría mapeado en sus mapas precisos que hay una señal de límite de velocidad en tales coordenadas para saber adaptar su velocidad a la señal pero si deciden mover la señal de posición o ponen una señal temporal comunicará su posición y mensaje a los coches que pasen que a su vez podrán comunicarla a los gestores del sistema cartográfico preciso de los vehículos que la actualizarán vía OTA a todos los vehículos.

    Otra tecnología es la comunicación entre coches (V2V). No solo que tu coche detecte a los demás por un sistema propio, sino que todos los coches vayan «radiando» su posición y tamaño y además sus intenciones, es decir que avise que se dispone a adelantar, a pasarse en el semáforo, a girar, … advirtiendo a los sistemas de control de otros coches de lo que va a hacer para que estén prevenidos.

    Esto se implementará poco a poco y los fabricantes de sistemas autónomos tendrán que acordar unos protocolos de comunicación entre vehículos para que se pueden entender.

    También comunicarán si se han averiado y está parados en la vía o en el arcén radiando su posición (creo que la DGT tiene planeado que las luces de avería que vamos a tener que llevar en el coche para poner en el techo en caso de avería ya van a llevar incorporado un GPS y una tarjeta de móvil para radiar la posición de la avería. Otra cosa es cuantos coches van a estar preparados para recibir la señal que me veo que será otro de los sistemas de seguridad obligatorio para coches nuevos en unos años).

    Bueno, muchas tecnologías y algunas mas que surgirán para llegar a una conducción autónoma realmente completa y muy segura para lo que hará falta una buena inversión de dinero. Una campo apasionante en ingeniería pero también un incremento de precios de los vehículos y su mantenimiento al incorporar tantos sistemas automáticos nuevos.

    Responder
    • Todo lo indicado mas o menos existe.

      Otra cosa es que cada uno tire por una línea de negocio propia en vez de buscar el fin común que es lo que se debería hacer.

      Los avisos o señales, no hacen falta descargarlo, sino que el sistema del coche se conecte de vez en cuando a un sitio donde la DGT informa de esos cambios, que normalmente es un API que viene con los datos en vivo, si hay un cambio por obra deberá ser notificado al sistema y tu coche deberá adecuarse a esa información.

      Luego lo que indicas con las luces de emergencia en el techo, sinceramente es un gasto que se va a gastar el usuario en 2026 bastante absurdo, cuando realmente por esas fechas muchos coches ya están conectados a la nube de la DGT, la cual es la que traslada esos datos a esa API, digamos un gasto por las luces mas el gasto que conlleva la nube de la DGT, no en la señal luminosa sino en el gasto que va asociado a la contratación de una tarifa de datos para que lo mande que curiosamente niegan que se conecte a tu móvil incluso a la app de la DGT.

      Por ejemplo ese sistema, VW lo tiene en sus coches, hasta la familia ID. pero cada uno implanta el suyo.

      El tema muchas veces no es la tecnología sino como la usamos para otras finalidades que al final se desvirtúa la finalidad

      Responder
  3. Sigue le esclavitud . . .pagamos para ser esclavo de técnicas que prometen un futuro mejor y nos quitan libertad, dinero y llenan el planeta con su órbita de basura eléctrica.
    Salu2

    Responder
  4. Que pena, el artista antes conoc……… No va a poder llamar su robotaxi en las noches de luna llena.
    Pedirá a un chino que le lleve en su Wuling

    Responder
  5. Tesla se la juega todo a lo que sus cámaras de visión le trasmiten al sistema, y de aquí vienen sus errores.
    Personalmente creo que sería mejor un sistema que combinara diferentes dispositivos: cámaras, lidar, infrarrojos, etc. Esto complejiza mucho el sistema (e inicialmente pude dar lugar a conflictos), pero a largo plazo es lo mejor, lo más fiable.
    Como ejemplo pongo un día con una niebla muy cerrada, en ese momento las cámaras tienen sus limitaciones.
    ¿Por qué no se apuesta por estos sistemas? la respuesta es sencilla: para ahorrar costes.

    Responder
  6. Creo que esto es un fallo muy muy fácil de solucionar por Tesla…
    Hacemos cohetes con space x no nos hemos percatado de hacer una capa con el GPS de en qué posición podría estar el sol/ la una en supuesto rumbo del coche y a cierta horas dadas que puedan entrar en conflicto con nuestro Autopilot….
    Que me digas un coche de hace 20 años tenga que cambiar la hora de invierno a verano a mano vale… Pero a estas alturas fallemos en esto…..

    Responder

Deja un comentario