El Mazda MX-30 logra una decepcionante autonomía de 161 kilómetros EPA en Estados Unidos

Mazda, al igual que su aliada Toyota, no es una marca que se haya caracterizado precisamente por apostar por los coches eléctricos en los últimos tiempos. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en su insistente defensa del motor rotativo, que empleará en sus futuros híbridos y eléctricos de autonomía extendida, así como en su primer eléctrico puro, el MX-30.

Derivado del SUV compacto CX-30, el Mazda MX-30 es un peculiar todocamino de estilo «coupé» cuyas puertas traseras se abren a contramarcha. Dicha característica, tomada del discontinuado deportivo RX-8, es solo uno de los numerosos guiños que ha hecho la marca a su pasado en este modelo, entre los que también podríamos destacar el empleo de corcho en el habitáculo (Mazda era en origen un fabricante de corcho, no de automóviles).

Estas «rarezas» también se trasladan a su tren motriz, pues el propulsor eléctrico e-SKYACTIV de 141 CV (105 kW) y 264 Nm cuenta con una personalidad marcadamente Mazda: frente a la respuesta instantánea de la que suelen hacer gala los coches eléctricos, el MX-30 entrega la potencia de forma gradual, pues los responsables de la firma de Hiroshima quisieron que su conducción recordara a la de un automóvil térmico con motor atmosférico.

Por otro lado, el vehículo cuenta con una batería de apenas 35,5 kWh de capacidad, la cual le proporciona una autonomía de tan solo 200 km bajo el ciclo de homologación europeo WLTP. Aunque la compañía afirma que este alcance es más que suficiente para cubrir los desplazamientos diarios de la mayor parte de sus clientes, en realidad es probable que dicha limitación se deba a la intención de la marca de ofrecer en el futuro una variante de autonomía extendida con motor rotativo.

El Mazda MX-30 es un eléctrico de nicho

Aunque hasta ahora el MX-30 solo había estado disponible en mercados como Europa, la compañía acaba de lanzarlo en Estados Unidos, donde ha logrado una autonomía de apenas 161 km (100 millas) bajo el ciclo de homologación EPA. Esta cifra, digna de un coche eléctrico de hace una década, le ha valido las críticas de numerosos medios especializados al otro lado del charco.

En Mazda son conscientes de que el MX-30 será un modelo de nicho, como demuestra el hecho de que por el momento solo vaya a ser vendido en California, estado en el que partirá de los 33.470 dólares (tarifa a la que tendríamos que restar el crédito fiscal concedido por el Gobierno federal y las ayudas locales).

«El estilo moderno genera intriga, la dinámica de conducción atractiva agrega placer y las últimas características de Mazda lo unen todo para ayudar a crear un vínculo emocional con el crossover eléctrico. El MX-30 puede ser fácilmente el compañero ideal para los desplazamientos diarios con un alcance estimado por la EPA de 100 millas con una carga completa. Diseñado para satisfacer las necesidades de la mayoría de los residentes urbanos, el MX-30 está equipado con una batería de iones de litio de 35,5 kWh que ayuda a mantener su excelente dinámica de conducción y permite un menor impacto ambiental».

Relacionadas | Mazda empleará su motor rotativo SKYACTIV-R en híbridos, eléctricos de autonomía extendida y modelos de hidrógeno

Compártelo: