DeepWay presenta el camión eléctrico Xingtu, que podría soportar nivel 4 de conducción autónoma

Pronto podríamos ver en acción la última promesa en camiones eléctricos y semiautónomos, y esta vez viene de China. Se trata del DeepWay Xingtu, una cabeza tractora que presenta lo último en tendencias en camiones de gran tonelaje para transporte de larga distancia. De acuerdo al fabricante, espera producirlo en serie a partir de junio de 2023.

En cuanto a la cadena cinemática, sabemos que tiene un paquete de baterías de fosfato de hierro y litio que acumula 450 kWh de electricidad. En teoría, y con una carga completa (49 toneladas), puede aguantar los 300 kilómetros. ¿Y cuánto se tardaría en recargar? Si hablamos de cables suficientemente gordos, alta potencia, pues una hora. Otra posibilidad sería el intercambio de baterías, operación que se podría realizar en unos 6 minutos.

Otro aspecto interesante es su aerodinámica, ya que según el Instituto de Desarrollo del Automóvil de China (CARI) su coeficiente de resistencia es de tan solo 0,35, que eso ya es mejor que el Tesla Semi (0,36), y desde luego mucho mejor que un camión convencional. Cuanto mejor es la penetración aerodinámica, mejor es el impacto -positivo- en el consumo de energía.

El carenado aerodinámico es completo y oculta todas las ruedas salvo las directrices

Pero sin duda dará que hablar su capacidad de moverse con muy poca intervención del conductor. Estando la profesión del camionero como está, que empiezan a perderse «vocaciones», hay que irse planteando lo de los robocamiones o camiones autónomos. El DeepWay Xingtu se aprovecha de todo el conocimiento acumulado por Baidu -una de las empresas que conforman esta joint-venture– desde 2013.

Hablamos de una experiencia acumulada de 14 millones de kilómetros a fecha de junio de este año, dato que por sí solo hay que tomarlo como referencia. En el lanzamiento comercial el Xingtu tendrá capacidad autónoma de nivel 3, lo que significa que el camionero podrá quitar las manos del volante e incluso la vista de la carretera, pero en cualquier momento puede ser requerida una acción por su parte.

Pero el objetivo es llegar al nivel 4 de autonomía, en el que el conductor poco tendrá ya que hacer, si es que tiene que hacer algo, pero tiene que estar ahí sentado. Pero para esto habría que esperar de tres a cinco años. De potencia de cálculo no va precisamente corto, más de 500 billones de operaciones por segundo (TOPS).

Para percibir el mundo exterior el Xingtu cuenta con 10 cámaras de vídeo, radar de microondas (5 mm) y tres sensores infrarrojos. En teoría puede «ver» hasta un kilómetro de distancia y toda esa información se procesa en unos 100 milisegundos.

El Tesla Semi tiene un nuevo competidor. Habrá más oferta de camiones eléctricos de gran tonelaje a lo largo de la década. Las compañías tradicionales también están trabajando en ello, de lo contrario firmas como Scania, Volvo Trucks o MAN tendrían grandes problemas. De momento no hay duda de que el mercado de camiones es abrumadoramente diésel, pero en 2030 la película será completamente diferente.

DeepWay es una joint-venture formada por Baidu y Lionbridge Logistics, se fundó el año pasado. Su objetivo es aprovechar la experiencia acumulada en Baidu estos últimos años con vistas a incorporarlos al mundo del camión.

Compártelo: