Prueba a fondo del LEVC TX. Parte 2. Recarga doméstica, acelerada y rápida | forococheselectricos

Prueba a fondo del LEVC TX. Parte 2. Recarga doméstica, acelerada y rápida


En el anterior artículo hablábamos de la llegada del LEVC TX a España, su potencial como alternativa dentro del taxi, analizando aspectos como su diseño, interiores y sus precios. Ahora vamos a entrar un poco más en la parte técnica hablando tanto de su sistema eléctrico, como de su comportamiento, consumos y autonomía en condiciones reales.

Lo primero es conocer al detalle la capacidad real de la batería. Para ello se realizan tres pruebas de carga de la batería desde el nivel más bajo admitido por el vehículo en el que el motor de gasolina se enciende, aun estando el vehículo parado, para no seguir descargando la batería.

Prueba 1: carga doméstica

Se conecta el coche a un enchufe doméstico a través del adaptador de Tesla prestado por un compañero ya que hubo un problema de extravío con el que me tenían que haber dejado junto con el coche y solamente tenía el cable de Tipo 2. El adaptador utilizado para la carga es un Schuko-Tipo 2 monofásico 220v 3kW.

Desde que se conecta hasta que está el vehículo totalmente cargado y no habiendo ningún otro aparato conectado en el garaje donde se realizó la carga el contador eléctrico marca un incremento de 29,4 kWh de consumo eléctrico para cargar los 24,2 kWh de energía recuperable de la batería.

Esto es debido a que además de la energía que almacena la batería hay unas pérdidas energéticas ya sea en temperatura, en su refrigeración, el consumo del electroventilador o la bomba de agua que hace circular el liquido refrigerante de la batería al radiador y viceversa o la transformación de la corriente alterna en continua.

Según la marca, estos son los tiempos necesarios para una carga completa según la potencia usada.

  • 7 kW: 3 horas 30 minutos
  • 11 kW: 2 horas 15 minutos
  • 22 kW: 1 hora 15 minutos

Prueba 2: carga acelerada

LEVC TX prueba taxi eléctrico

Me dirijo al punto de recarga público de la Avenida Ángel Guimerà de Matadepera. Donde me encuentro un Volkswagen ID.3 conectado en el conector B y yo conecto en el punto A. Este punto de carga es de corriente alterna trifásica a 22 kW de potencia máxima y dudo si la potencia se divide en dos si hay dos vehículos simultáneamente cargando.

En 23 minutos y 52 segundos el LEVC carga 8 kWh lo que significa que la media de potencia de carga en ese tiempo ha sido de algo más de 20 kW. Algo que nos indica que esta unidad trae el cargador trifásico opcional.

Para valorarlo con perspectiva en el punto B había un Volkswagen ID.3 que en 33 minutos y 26 segundos había cargado 6.2 kWh siendo su velocidad de carga de poco mas de 11kW. El LEVC es justo el doble de rápido cargando en el mismo sitio.

Prueba 3: Carga rápida

Una vez terminado el test 100% eléctrico por ciudad y estando la batería totalmente descargada funcionando ya solo a través del motor de gasolina me dirijo a Sabadell a un punto de carga de Iberdrola de 50 kW de potencia en corriente continua situado en una gasolera Avia frente a El Corte Ingles.

A los 12 segundos ya se pone en 41,1kW de potencia de carga que será su potencia máxima. En 20 minutos carga un 50% de la batería (inicio del 4% al 54%) momento en el que ya comienza a descender la potencia.

El resumen de esta sesión de carga rápida con una toma de 50 kW nos muestra que el TX ha logrado pasar del 4% al 70% en 28 minutos, tiempo en el que ha recargado 19.02 kWh con una potencia pico de 41 kW, mientras que para llegar al 80% el coche ha necesitado 33 minutos, tiempo en el que recupera 21.7 kWh.

Por su parte si queremos hacer una sesión prácticamente completa, del 4% al 90% necesitaremos 39 minutos, recuperando 24.39 kWh, mientras que si queremos alcanzar el 99%, entonces la sesión de carga se irá hasta los 51 minutos, donde habremos recuperado en esta toma 26.4 kWh.

Algo que nos indica que lo ideal es cargar siempre al 90%, ya que suponen apenas seis minutos más que hasta el 80%, y el impacto en la batería no será importante, principalmente si vamos a continuar con la jornada una vez terminada la sesión de carga, por lo que no mantendremos ese nivel de carga demasiado tiempo.

Como curiosidad, indicar que el coste de esta sesión en la estación de Iberdrola ha tenido un coste de 8.23 euros, IVA incluido. Una marca que es más elevada que la carga doméstica, pero menos de lo que podríamos pensar en un primer momento ya que durante esa sesión hay menos pérdidas que durante una carga doméstica de 10 horas.

¿Y cuántos kilómetros podremos recorrer con cada sesión? Eso lo podremos ver en el siguiente artículo donde repasamos la autonomía en modo eléctrico, y también el consumo de gasolina en modo híbrido o el consumo de carburante cuando se termina la carga en la batería.

Relacionadas

Compártelo:

Deja un comentario