BMW comienza las entregas del i4, su primera berlina eléctrica

BMW ha comenzado las entregas del i4, su primera berlina eléctrica. Tras el minoritario iX3, el nuevo modelo aspira a convertirse en el primer superventas de la nueva generación de coches eléctricos de la firma bávara, a la que también pertenece el vanguardista SUV iX, así como los futuros iX1, i5 e i7, todos ellos previstos para la temporada 2022/23.

«Es un momento muy especial para nosotros cuando entregamos modelos nuevos a los clientes por primera vez. El BMW i4 muestra de forma emotiva lo bien que encajan la movilidad totalmente eléctrica y la dinámica de conducción deportiva. Para nosotros, por lo tanto, está claro: el BMW i4 ofrecerá a nuestros clientes una dimensión completamente nueva del placer de conducir», ha explicado durante el evento de entrega Bernhard Kuhnt, vicepresidente senior de BMW Group Market Alemania.

Stefan Ballin, dueño de una empresa de contratación eléctrica, ha sido uno de los primeros clientes en recibir su unidad. «No era posible, en el momento en que hice el pedido, hacer una prueba de conducción, ¡pero sabía que el BMW i4 era exactamente el automóvil adecuado para mí! Me impresionó el concepto: la simbiosis de alcance, diseño elegante y la inconfundible deportividad de BMW.

También quería un automóvil que mostrara cómo nosotros, como empresa innovadora, podemos integrar cómodamente la movilidad eléctrica en nuestros entornos privados y laborales. También estoy deseando disfrutar del placer de la conducción deportiva cero emisiones con el i4, porque la electricidad que necesito para hacerlo funcionar vendrá de nuestro propio sistema fotovoltaico».

El BMW i4 ofrece hasta 590 kilómetros WLTP de autonomía

El BMW i4 actualmente se comercializa en dos versiones: eDrive40 y M50. La primera de ellas es tracción trasera, rinde 340 CV (250 kW) de potencia y 430 Nm de par y alcanza una velocidad punta de 190 km/h. Su pack de baterías de 80,7 kWh útiles (83,9 kWh brutos) le permite homologar una autonomía máxima de 590 km WLTP.

La variante M50 añade una segunda unidad propulsora en el eje anterior, por lo que cuenta con tracción total. Gracias a su potencia de 544 CV (400 kW) y a su par de 795 Nm puede hacer el 0 a 100 km/h en 3,9 segundos, con una velocidad punta de 225 km/h. En este caso su autonomía se ve limitada a 510 km WLTP. Tanto uno como otro pueden cargar a 7,4 kW de potencia en monofásica, a 11 kW en trifásica (0-100% en menos de 8 horas y media) y a 200 kW en corriente continua (10-80% en 31 minutos).

Relacionadas | Estos son los «trucos» de Mercedes y BMW para cumplir los laxos límites de emisiones de la Unión Europea

Compártelo: