14 millones de los coches vendidos en Alemania deberán ser coches eléctricos en los próximos 8 años

La «coalición del semáforo«, como se conoce al gobierno actual de Alemania, ha hecho público un sorprendente y atrevido objetivo para el sector del automóvil. En los próximos años, dos tercios de las ventas totales de automóviles deberán corresponder al coche eléctrico.

Los socialdemócratas del SPD, los verdes y los liberales del FDP han anunciado al país su nuevo proyecto de gobierno conjunto, donde resalta una ambiciosa apuesta por las medidas medioambientales, energéticas y centradas en el transporte.

La nueva coalición pretende pisar el acelerador en cuanto a la descarbonización de la economía se refiere, para ello pretende decir adiós al carbón entre 2030 y 2038. Además la propuesta y objetivo del «semáforo» pasa por impulsar la cuota de energías renovables hasta el 80% para 2030, respectó al actual 65%.

Ser líder y 15 millones de coches eléctricos

«Alinearemos nuestras políticas climáticas, energéticas y económicas a nivel nacional, en Europa, e internacionalmente con el objetivo de 1,5 grados y activaremos el potencial en todos los niveles de gobierno«, afirma el acuerdo de coalición entre socialdemócratas(SPD), verdes y liberales del FDP.

Los líderes del Partido Verde, Annalena Baerbock y Robert Habeck, afirmaron en un comunicado que el acuerdo de coalición, que llega tras «intensas negociaciones«, ha marcado el rumbo del cambio en Alemania.

El nuevo gobierno germano quiere volver a ostentar el liderato industrial y económico, por lo que se pretende ser pioneros en el mercado de la movilidad electrónica, donde se aspirará a un mínimo de 15 millones de automóviles de pasajeros 100% eléctricos rodando por las calles y carreteras alemanas en 2030.

Multiplicar x15 la cifra actual

Las ventas de coches eléctricos en Alemania, una fuerza imparable

En la actualidad Alemania cuenta con alrededor de un millón de coches eléctricos en sus carreteras, mientras que cada año se venden 3 millones de automóviles en su mercado.

Para hacer realidad las cifras anunciadas por la nueva coalición de gobierno, Alemania por si sola necesita 14 millones de nuevos automóviles cero emisiones puros a lo largo de los próximos 8 años.

Las cifras son osadas dada la capacidad productiva actual de las marcas alemanas, incluyendo la propia Tesla con su Giga Berlín en el grupo. Para hacer realidad la propuesta gubernamental se necesitan 2 millones de coches eléctricos al año desde ya.

¿Un reto posible?

El salto de los 300 mil automóviles a baterías actuales a los 2 millones, necesitará un impulso y una respuesta contundente y rápida por parte de la industria automotriz, a nivel global.

Alcanzar estos números no será fácil dada la actual crisis de semiconductores y la poca capacidad de fabricación de baterías existente en Europa.

Firmas como Tesla, que ha comprendido, diez años atrás, cómo funciona el negocio del coche eléctrico, a día de hoy no es capaz de producir ni conseguir en el mercado, las celdas de batería necesarias para disparar su producción industrial.

Si Tesla lo tienen complicado, habiendo comenzado antes, el resto de la industria tradicional debe correr si quiere participar en el reparto de las tarta que suponen los 14 millones de coches eléctricos nuevos, que quiere ver rodando por el país el gobierno teutón.

Con China y sus marcas de coches eléctricos en pleno aterrizaje en Europa y Tesla calentando motores, con o sin bateleras 4680, en el corazón de Alemania, la industria del viejo continente debe correr más que nunca si quiere participar del festín que está preparando la coalición del semáforo.

Compártelo: