Comparativa coche eléctrico contra gasolina con el precio de la luz un 496% más caro que el año pasado

Muchos pensaban que el precio de la luz no llegaría a superar los 200 euros el megavatio hora, pero ese techo hace tiempo que se convirtió en un suelo al que casi da vértigo asomarse, especialmente cuando hoy miércoles se registra un récord histórico.

El coste de la energía eléctrica acumula cinco días seguidos de incrementos en los que se han registrado tres de los cinco precios más altos de la historia en España. El mercado mayorista ofrece durante el día de hoy, el precio más alto nunca visto tras alcanzar los 291,73 euros/MWh.

Lo peor de esta noticia que tiene serias implicaciones sobre los precios y las prospectivas de recuperación económica es que todo indica que seguirá subiendo. Los expertos ya han advertido que esta vorágine de precios elevados de la energía puede mantenerse durante 2022, al tiempo que pronostican romper el techo de los 300 euros/MWh en los próximos días. 

Insostenible

El coste medio de la energía en el mercado mayorista sube un 1,37% hoy. Esto representa superar los 288,53 euros/MWh registrados durante el siete de octubre pasado, en función de los datos ofrecidos por el Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE).

Estas cifras son la gasolina que alimenta la carrera inflacionista del país. Como consecuencia de esta situación el Banco de España ha lanzado una alerta respecto a la subida de precios de sus productos que las empresas realizarán en 2022.

Según la institución monetaria, el 30% de las compañías encuestadas han incrementado los precios a lo largo del cuarto trimestre, en torno a diez puntos más respecto al periodo comprendido entre junio y septiembre.

La estabilización vista la semana pasada, en torno a los 200 euros/MWh parece ser más un espejismo que una tendencia de futuro. El precio de la luz ha vuelto a desbocarse en los últimos días hasta marcar un nuevo récord.

En diciembre de 2020, un año atrás el precio de la electricidad era un 496,34% inferior. Esto quiere decir que hoy, en 2021, la luz se paga casi cinco veces más que los 43 euros que se registraban doce meses atrás.

Efectos sobre la red de carga

Con un precio de la luz este miércoles superior a los 60,04 euros que marcó el mismo día de 2018 (+386%), periodo referido por parte del Gobierno, cuando el Presidente en persona se comprometió a que la factura media de la luz de los consumidores españoles sería inferior en el cómputo general del ejercicio que la registrada en aquel año, los precios de las redes de carga públicas pueden tensionarse al alza.

Los elevados precios de la energía, antes o después terminarán por disparar el precio de los puntos de carga rápida. Las eléctricas llevan medio año revisando los contratos con las grandes empresas y revisando sus tarifas ante un incremento desproporcionado de la energía, por lo resulta probable que los operados de la red de carga del coche eléctrico terminen por repercutir al consumidor los costes de una previsible revisión de las tarifas.

Si la recarga en carretera no es especialmente barata, como se ve en el caso de las tarifas de IONITY, la subida de las tarifas de la luz, terminará disparando el coste de recargar en las redes públicas, aumentando el coste de cada viaje a cifras impensables poco tiempo atrás.

El coche eléctrico sigue siendo más barato

Hoy, entre las ocho y las nueve de la noche el coste de la energía en España llegará a los 319,13 euros. Para aquellas personas acogidas a la tarifa regulada (conocida como PVPC), octubre y noviembre han sido las facturas más caras de la historia, según datos de Facua-Consumidores en Acción.

Este precio de la energía disparado sumado a una tarifa base del precio de los vehículos cero emisiones muy superior a la mayoría de sus homólogos dotados de motor de combustión interna, junto con el encarecimiento de la vida como consecuencia d ella inflación, puede poner freno a la ya débil transición por parte de un consumidor que se vive en España. A esto se suman las campañas desde la prensa generalista y otras acciones en contra del coche eléctrico.

Afortunadamente para los propietarios del coche eléctrico, estos vehículos mantienen su ventaja competitiva en términos de costes operativos, si se comprara con la escalada del precio de la gasolina y del gasóleo.

Pero pese a que, respecto a los vehículos de combustión interna, el coche eléctrico sigue siendo mucho más barato de operar y a la hora de recorrer la misma distancia que con un gasolina, esto no quiere decir que los precios por cada 100 km, no se vean afectados por la escalada del precio de la luz.

La excepción viene de aquellos hogares que tienen contratadas tarifas fijas del kWh, es decir los usuarios con energía contratada en el mercado libre.

En la actualidad aún es posible contratar con alguna comercializadora tarifas especiales pensadas para el coche eléctrico, donde el kWh se paga a 0.033 euros entre la 1 AM y 7 AM, a cambio de un contundente precio durante el resto del día de 0.29 euros el kWh (en ambos casos con impuestos incluidos).

Por lo que cargar en casa se ha convertido, en determinadas circunstancia, la opción más económica para los propietarios del coche eléctrico, además de la más cómoda de todas.

Comparativa 100 km en un BEV y un ICE

Con los precios en máximos históricos recargar un coche eléctrico, usando el precio medio de la energía hoy de los usuarios fuera del mercado libre, que este miércoles es de 0.37676 kWh quedaría de la siguiente manera.

Teniendo en cuanta que estamos en uno de los meses más fríos del año y que esto repercute en un incremento del consumo del coche eléctrico y de una menor eficiencia de la química de sus baterías, estimaremos un consumo medio en recorrido mixto de 19 kWh, algo bajo en el mes de diciembre para la mayoría de los vehículos disponibles para la compra en España.

Para un recorrido de 100 km, recargar esos 19 kWh costará hoy, usando el precio medio del día, 7.15 euros. A esta cifra hay que sumar el resto de costes de energía e impuestos correspondientes espaciales y el IVA sobre todo lo anterior.

La hora más barata para cargar nuestro vehículo eléctrico será entre las 3 AM y 4 AM donde la energía ‘sólo’ costará la friolera de 0.33 euros el kWh, por el contrario el peor momento para recargar será entre las 8 PM y 9 PM, en ese caso el precio sube hasta los 0.42 euros el kWh.

Por el contrario usando una tarifa de mercado libre pensada para el coche eléctrico con el kWh a 0.033165 euros, con impuestos incluidos para una potencia contratada de hasta 10 KW sin contar resto de gastos de potencia facturada, el coste final de estos 100 km sería de 0.63 euros.

Respecto a un coche de gasolina, con un consumo medio de 7 litros a los 100 km, con el precio del carburante sin plomo de 95 octanos medio en España de 1.485 euros/litro, el coste total es de 10.39 euros.

Con estas cifras, los lectores pueden extrapolar los consumos de sus vehículos eléctricos o de combustión interna, para poder comparar en primera persona el coste ente un medio cero emisiones y otro vehículo.

Fuente | Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad

Compártelo: