¿Puede competir Mercedes y su Drive Pilot Nivel 3 contra el FSD de Tesla Nivel 2? (vídeo)

A partir del próximo año, algunos Mercedes podrán utilizar un sistema de asistencia a la conducción SAE Nivel 3 en carreteras abiertas al público, aunque previamente mapeadas en todo tipo de detalles. La KBA, la autoridad de transporte alemana, ha aprobado el uso del Drive Pilot de Mercedes en unos pocos tramos de autopista, sentando así las bases para una expansión europea del sistema de un sistema que se contrapone por concepción, sistemas y filosofía al conocido FSD de Tesla, que se basa en un concepto totalmente diferente.

La firma de la estrella a tres puntas implementará este sistema en su Sonderklasse; Clase S y EQS. Estos serán los primeros modelos de Stuttgart que se pueden comprar con este tipo de sistema ADAS.

Frente a este avance de Mercedes-Benz, Tesla prosigue avanzando a grandes pasos, con algún que otro revés, en la conquista d ella conducción autónoma total conocida en Palo Alto como FSD, en la actualidad en versión beta.

Conducción autónoma

A pesar de que el sistema de Tesla aún es considerado en la categoría SAE como Nivel 2, esto no implica que, en la práctica, los coches eléctricos de la firma estadounidense o sean capaces de realizar la mayoría de las tareas de conducción por si mismos, emulando en ocasiones a lo que será el futuro de los robotaxis y coches autónomos NIVE 4 y 5.

Eso sí, cualquier coche eléctrico de la firma Texana (antes Californiana), sigue requiriendo que el conductor se esté atento a la carretera y que mantenga las manos en el volante, para poder hacerse cargo del automóvil en cualquier momento.

A principio de año, el Honda Leguen se dotó de la suite SAE Level 3, antes que Mercedes, permitiendo a sus propietarios una conducción manos libres cuando se circula en situaciones de tráfico congestionado. Para desentenderse del volante con estos vehículos, Mercedes u Honda, hay que estar en autopista, atascados y no superar los 50 km/h.

La comparativa

La llegada de estas homologaciones podían hacer pensar que el famoso FSD de Tesla se había quedado rezagado, a pesar de que los automóviles dotados de Autopilot, con FSD o Autopilot Mejorado pueden circular en España por autopistas a 120 km/h y hacer de forma autónoma cambios de carril, en las intersecciones entre diferentes vías desde hace años.

El sistema DrivePilot instalado en el Mercedes-Benz EQS es bastante similar al del Honda Legend a la hora de clasificarse como SAE Nivel 3.

Ahora, un vídeo que ha llegado a YouTube, pero que circulaba por Reddit desde hace cuatro meses, pone en evidencia las diferencias y contrates entre la tecnología de Mercedes frente a la desarrollada, en casa, por Tesla.

En las imágenes donde aparecen las imágenes del DrivePilot de Mercedes, estas se han realizado siempre en un circuito cerrado con un tráfico preparado y entrenado para la presentación del sistema. Algo muy lejano a la realidad de una calle de cualquier ciudad del mundo donde el aleatorio comportamiento humano, pone a prueba los sistemas más avanzados de asistencia a la conducción, como pudimos ver en esta demo donde personas, motos, patinetes y hasta vehículos en dirección contraria, no impedían a este coche autónomo chino sin conductor llegar a su destino.

Los contrastes entre ambas soluciones son muy elevados y denotan dos filosofías tan diferentes, que pueden hacer dudar seriamente de cuál es la que realmente será tendencia y referente en un futuro muy cercano.

Tesla FSD Nivel 2 vs. Mercedes DrivePilot Nivel 3

En la demostración de Mercedes-Benz, se hace una importante ostentación de las muchas tecnologías que se superponen para hacer funciona al DrivePilot. El sistema de Mercedes emplea múltiples sensores: LiDAR, radar, cámaras y otros sensores, pero sólo se puede usar en carreteras que están pre-mapeadas en todo tipo de detalles y únicamente si es de día y no llueve. Demasiadas limitaciones para un despliegue de tecnologías redundantes que dejan de ofrecer asistencia al desaparecer el sol y con la llegada de lluvia.

Por el contrario, el vídeo muestra imágenes reales filmadas en carreteras y ciudades que no han sido objeto de escaneaos previos, donde incluso el FSD opera de noche bajo una intensa lluvia.

Hay que recordar que cualquier Tesla obliga a estar atento al conductor y a que este tome el control en caso de error del sistema, en el caso de Mercedes esto no es necesario al estar homologado como Nivel 3, aunque en el vídeo de demostración en circuito cerrado al tráfico la conductora toma el control en varias ocasiones, incluso a muy baja velocidad.

La gran diferencia entre ambas plataformas es que Tesla usa la visión como elemento esencial para reconocer el entorno en tiempo real, sin necesidad que alguien previamente registrara cada detalle de la vía.

Cuestión de enfoques

El enfoque de Tesla pretende reproducir un comportamiento humano, puesto que un conductor es capaz de circular con un vehículo, incluso en ciudades o entornos desconocidos, mientras que el sistema Nivel 3 de Mercedes, obliga a realizar laboriosas tareas de registro de datos antes de permitir la circulación en una autopista, al igual que el Super Cruise de General Motors o el Co-Pilot360 de Ford.

A continuación se enlaza el vídeo para que los lectores de FCE saquen sus propias conclusiones, a la espera de que el tiempo ponga en su lugar a cada tecnología que en la actualidad enfrenta la filosofía Nivel 2 basada en la visión de Tesla, frente a la avanzada Nivel 3 de Mercedes-Benz, Honda y otras marcas tradicionales.

Compártelo: