De ser un país, los SUV ocuparían la sexta plaza por emisiones de CO2

Las emisiones del transporte representan una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero de la Unión Europea. El Pacto Verde Europeo busca una reducción del 90% en las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte, en comparación con los niveles de 1990, para que la Unión sea climáticamente neutral para 2050, al tiempo que trabaja hacia una ambición de contaminación cero.

El incremento de las emisiones es algo verdaderamente alarmante y dañino para el desarrollo y la salud de las personas. Más allá de la huella medioambiental en los ecosistemas que sustentan la vida sobre el planeta, el impacto perjudicial de las sustancias emanadas de la combustión de combustibles fósiles tienen una incidencia directa sobre la salud de las personas.

Pese a los esfuerzos por contener las emisiones, estas surgen por diversos motivos. Entre ellos, el auge del segmento de vehículos utilitarios deportivos (SUV) a pesar de que en Europa la mayoría de consumidores quiere y apoya normas más estrictas para los nuevos coches no eléctricos.

De los casi 15,5 millones de automóviles nuevos estaban matriculados en 2019 en la UE, Islandia, Noruega y el Reino Unido, y alrededor del 38% de ellos son SUV. Este tipo de vehículos tan de moda suelen ser más pesados que otros automóviles, por lo que incorporan motores más potentes y por su tamaño poseen secciones frontales de mayores dimensiones que restan eficiencia y aumentan el consumo de combustible, incluidos los de los SUV eléctricos a baterías, en media, mayores que la del resto de coches eléctricos. En este último caso estos vehículos necesitan más kWh para circular.

La mayoría de los SUV nuevos registrados corresponden a vehículos de gasolina, con emisiones promedio de 134 gramos de CO2/km, que es alrededor de 13 g de CO2/km más altas que otros automóviles de gasolina nuevos. Además, la masa media de los coches convencionales nuevos, excluidos los SUV, aumentó alrededor de 22 kg de 2018 a 2019.

Según el informe de la European Environment Agency (IEA), la penetración en el mercado de los automóviles eléctricos se mantuvo baja en 2019 y, al igual que en 2018, los automóviles de gasolina fueron los vehículos de pasajeros más vendidos, constituyendo el 59% de todas las nuevas matriculaciones.

Los vehículos diesel constituyeron el 31% de las nuevas matriculaciones. Sin embargo, las ventas de vehículos eléctricos híbridos enchufables y vehículos eléctricos con batería continuaron aumentando.

En Noruega, Islandia, Países Bajos y Suecia, países con mayor número de coches eléctricos, se encuentran entre las naciones donde las emisiones promedio de los automóviles nuevos cayeron entre 2018 y 2019. Si se desea obtener más información sobre la adopción de vehículos eléctricos en la Unión Europea, en el siguiente enlace se puede consultar el indicador EEE TERM34.

En base a los datos aportados por la IEA, si se tienen en cuenta únicamente las unidades vendidas en 2021, los SUV fueron responsables de alrededor de 120 millones de toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera.

Pero el problema de estas métricas es que la sociedad en general no está habituada a comprender el impacto de estos números. Por este motivo la European Environment Agency ha querido mostrar los datos de una forma mucho más intuitiva para la sociedad.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, se estima que la diferencia entre las emisiones medias de CO2 entre turismos y todoterrenos del orden del 10%.

Considerando a todos los todoterrenos y SUV que circulan por las calles y carreteras a diario. El monto total de las emisiones de CO2 asociadas a estos automóviles supera los 900 millones de toneladas de CO2 al año.

Para poner esto en perspectiva y para comprender fácilmente la dimensión de estas emisiones nocivas de CO2 y otras sustancias nocivas para la salud, si los vehículos que se engloban en la categoría conocida como SUV fuera una nación estado, esta se situaría directamente en el TOP 10 entre los países que más emisiones lanzan a la atmósfera.

De hecho si los SUV fueran una nación, ocuparían la sexta plaza entre el resto de estados de todo el planeta Tierra.

Compártelo: