El Audi e-tron se convertirá en el Q8 e-tron

Nos tiramos años hablando del «Q8 e-tron» como posible modelo 100% eléctrico de Audi, y en su lanzamiento en 2019 se llamó «e-tron» a secas, pese a estar basado en el Q8 de combustión interna. Es un modelo de plataforma mixta, así que está claro que en algún momento pasará a ser un modelo 100% eléctrico. A partir de 2026 Audi solo va a sacar como novedades coches eléctricos, el resto de la gama solo tendrá actualizaciones hasta terminar sus ciclos de vida.

El medio alemán Automobilwoche asegura que el reemplazo del Audi e-tron será el Q8 e-tron en 2026, confirmando los rumores que ya conocíamos, y simplificando por tanto la confusa denominación actual. Se supone que e-tron es un apellido que se pone a sus modelos -de una o dos letras seguidas de una cifra- para indicar que están muy electrificados, ya sea por ser híbridos enchufables o 100% eléctricos.

Este año, tirando a finales, habrá un restyling del Audi e-tron de la generación actual para que se mantenga actualizado hasta la llegada de su sustituto en 2026. Entonces la generación actual del Q8 pasará a mejor vida y el reemplazo ya solo será eléctrico. Las versiones gasolina y diésel quedarán descatalogadas.

El precursor del Audi e-tron se llamó precisamente Q8 Concept

El restyling del Audi e-tron para este año podría estrenar la denominación Audi Q8 e-tron, antes de la llegada del sustituto. El citado medio alemán lo apunta como posibilidad. Sería de agradecer, ya que el Audi e-tron no es «más e-tron» que el Q4 e-tron o Q6 e-tron, simplemente es más grande y llegó antes.

El e-tron actual tiene dos carrocerías, la SUV y la SUV-coupé, esta última apodada Sportback y más fiel a la idea de trasera más estilizada, que no tercer volumen. Tampoco está claro si el Q8 e-tron de siguiente generación tendrá una variante «coupé» (con un maletero menos capaz y plazas traseras menos amplias) o si habrá pasado de moda el concepto.

Todavía no sabemos si aprovechará la plataforma PPE -el medio alemán dice que tendrá esta- o la más avanzada SSP, lo que parece más que claro es que no será la plataforma derivada de un modelo de combustión interna. Eso implicará más autonomía, optimización del peso, más habitabilidad a igualdad de espacio exterior, más posibilidades técnicas y un largo etcétera.

Compártelo: