Volkswagen completa la primera transformación en el mundo de una fábrica de coches con motor de combustión a motor eléctrico

La firma Volkswagen, con el inicio de la producción en la planta de Zwickau del ID.5 e ID.5 GTX ,marca un hito a nivel mundial. Es la primera reconversión total de una fábrica de coches con motor de combustión hacia una de motores 100% eléctricos.

Con esto, Volkswagen se refiere a una fábrica sin cambio de dueño, ya que la fábrica de Tesla en Fremont fue antes una fábrica de coches de combustión de Toyota. Y en el segmento de vehículos premium, este paso ya fue dado por ejemplo por Audi en su planta de Bruselas.

En Zwickau, en la Sajonia alemana se fabricarán seis modelos de las marcas Volkswagen, Audi y Cupra basados en la plataforma MEB. Concretamente los Volkswagen ID.3, ID.4 e ID.5, el Audi Q4 e-tron, Q4 Sportback e-tron y el Cupra Born. De todos los modelos que usan la plataforma MEB, solo el Skoda Enyaq queda fuera de la fabricación en Zwickau.

Las plantas de Emden y Hanóver, en Alemania y la de Chattanooga, en Estados Unidos se añadirán a la red de producción de coches eléctricos este año. Así la marca Volkswagen prevée la fabricación de 1,2 millones de vehículos totalmente eléctricos en sus centros de Europa, Estados Unidos y China en 2022.

Un ejemplo para otras plantas de coches eléctricos

Desde 2018, la planta recibió una inversión de 1.200 millones de euros. El 40% se destinó a la renovación y expansión del taller de carrocería. Aumentó el nivel de automatización en esta área al 90% y la cantidad de robots de última generación pasó de 1200 a 1625.

Se han construido más de 50.000 metros cuadrados de para ampliar el taller de prensado. Ahora se prensan in situ todas las partes exteriores de las carrocerías, lo que supone un ahorro de 9000 viajes de camión al año. Otras construcciones fueron una nueva sala de logística y un secuenciador de baterías.

Los cerca de 9.000 empleados permanentes de la planta recibieron formación en la nueva tecnología. Todos los empleados han asistido a jornadas informativas sobre movilidad eléctrica. En total se completaron 20.000 días de formación a finales de 2020.

Con los modelos producidos en Zwickau, Volkswagen solo entrega a los clientes vehículos que se producen con un suministro eléctrico 100% verde. En el proceso de fabricación la formación de CO2 se evita o se reduce en la medida de lo posible y las emisiones inevitables se compensan con medidas de protección climática.

“Cambiar a la producción de vehículos eléctricos fue exactamente la decisión correcta para la planta de Zwickau”, dice Jens Rothe, presidente del comité general de empresa de Volkswagen Sajonia. “La demanda de nuestros modelos está en auge y los trabajos de nuestro equipo estarán seguros en los años venideros. Somos pioneros del cambio y hemos correspondido a la confianza del Grupo en nosotros”.

Compártelo: